actualizado: 22 Oct 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Bajan los juegos de Azar en la República Checa

El lobby de los juegos de azar parece estar perdiendo el terreno en la República Checa. Gracias a la nueva ley que está en vigor desde el año pasado, el número de las máquinas tragamonedas ha bajado de manera significativa.

La lucha contra los juegos de azar está teniendo éxito gracias a la nueva ley de lotería, que entró en vigor en 2017. Según establece la ley, las máquinas podrán estar ahora solo en los casinos, y no se van a otorgar licencias a los bares, de los cuales algunos todavía disponen de licencias de diez años que van a ir expirando hasta 2019.

Los primeros resultados de las nuevas regulaciones fueron comentados por la ministra de Finanzas en dimisión, Alena Schillerová.

“Los cambios son positivos. Quiero decir que la ley que fue preparada por el Ministerio de Finanzas es la primera ley que trata el asunto de los juegos de azar en todos sus aspectos. El mejor índice de lo exitosa que es la ley, es el número de los establecimientos con máquinas tragamonedas, que ha bajado desde 2014 de unos 6.400 a tan solo 1.200 lugares. Así que Chequia ya no se puede considerar el “casino centroeuropeo”.

La ley otorgó también más competencias a los municipios que pueden regular la situación. Sin embargo, según sostiene David Ondráčka de Transparencia Internacional, todo eso es solo el primer paso en la lucha contra los efectos patológicos de los juegos de azar.

“Los cambios que se han empezado a producir nos acercan al estándar europeo. El número de máquinas tragamonedas ha bajado bastante, y ya no se pueden encontrar en cada rincón y en las proximidades de las escuelas. En consecuencia hay menos probabilidad de que la gente se vuelva adicta, y se cultive todo el ambiente de los juegos de azar. Pero por supuesto todavía no hemos ganado. Las regulaciones están en vigor un poco más de un año, y está claro que el lobby de este negocio es muy innovativo. Eso hay que tenerlo siempre en cuenta”.

Lo que todavía hace falta es el registro de los jugadores, que podría impedir a las personas que gasten el dinero de las prestaciones sociales en los juegos de azar. Ahora está en proceso un concurso público para la creación de un sistema informativo que permita un control central. Según sostiene la ministra de Finanzas, el registro podría estar listo en dos años.

Los especialistas estiman que el número de personas que tiene problemas con los juegos de azar es de entre 80.000 y 100.000. El 85% son hombres y los más afectados tienen alrededor de 35 años. Cada mes gastan unos 2.000 euros en su adicción, y cuando entran a las instituciones terapéuticas, suelen acumular una deuda de aproximadamente 40.000 euros.

Fuente: radio.cz

Etiquetada bajo