Los expropiados de la construcción de PortAventura World siguen luchando, porque consideran que los terrenos particulares absorbidos dentro del actual parque temático y de su extensión –el Centre Recreatiu i Turístic, conocido anteriormente como BCN World– fueron expropiados y mal pagados.


El plan director urbanístico del CRT aprobado definitivamente el pasado 29 de diciembre, por unanimidad y presidido por el conseller de Territori de la Generalitat, Josep Rull, la coordinadora de la asociación, creada a finales de la década de los años 80 con la construcción del resort, opina que hay una nueva oportunidad para intentar recuperar, aunque sea de forma económica, la expropiación de aquellas fincas entre Vila-seca y Salou y que en ellas ahora se contemplan hoteles y casinos.

La coordinadora hace un llamamiento a los afectados de Salou y de la propia Vila-seca el viernes, a partir de las 18 horas en el Centro –local ubicado en la Plaça de Voltes–, para proponer una nueva estrategia que permita defender los intereses de los 450 afectados. Los afectadsos han invitado al letrado Javier Huarte, del bufete de abogados Tusquets Trías de Bes, de Barcelona, para que exponga una posible estrategia que permita recuperar como mínimo un precio adecuado a las fincas expropiadas en el pasado.

Existe dentro de la legislación urbanística la figura de la retasación.

Según el letrado no se recuperarán las fincas que fueron absorbidas por el parque temático. Pero sí existe dentro de la legislación urbanística la figura de la retasación de aquellas parcelas, puesto que la recalificación de terrenos de rústico a urbanístico «es evidente con lo que se quiere construir en ellas».

La demanda empieza con un estudio de los terrenos expropiados y qué planes urbanísticos están previstos con el nuevo plan director. Seguidamente, se deberá llevar a cabo una valoración económica externa y con ella una reclamación a la Generalitat, responsable última en materia urbanística del CRT de Vila-seca y Salou.

Fuente: catalunyapress.es