Bolas de bingo

La Asociación de Empresas de bingos de Extremadura (Aebex) dijo ayer que seguirá «denunciando ante los organismos competentes todas las prácticas de bingo ilegales» por el «enorme daño que provocan no solo a las empresas que cumplen con sus obligaciones, sino también a los trabajadores del sector, cuyos puestos se ponen en peligro, y a la administración pública por motivos fiscales y de orden público».

El colectivo se refirió ayer a los bingos de las asociaciones vecinales del Pilar y Río Jerte, denunciados y sancionados con 500 euros de multa, para afirmar que, según la ley, el bingo solo puede practicarse en salas autorizadas, con excepción de los hogares y residencias de mayores y con unas «estrictas condiciones, que no son aplicables a las asociaciones» y tampoco se cumplían porque el importe de los cartones vendidos debe destinarse a premios y la apuesta máxima por persona debe ser de 10 céntimos