Cortes de Aragón

La ASOCIACION DE EMPRESARIOS DE JUEGO DE ARAGON muestra su asombro por la proposición no de Ley en solicitud de intensificación normativa para la protección integral de los menores respecto al juego.

No existe una actividad lícita desarrollada en nuestro país que esté más controlada y con una normativa más extensa que el juego, en proporción.

Esta proposición no de Ley está motivada según sus propios términos por la intensa actividad que los menores desarrollan en el juego online, para terminar solicitando que se incida en la ubicación de los salones de juego presenciales en las zonas más frecuentadas por menores y jóvenes.

En primer lugar, los problemas que pueda acarrear el juego online, nada tienen que ver con los problemas que acarree el juego presencial.

En segundo lugar, el juego presencial está normado por cada una de las Comunidades Autónomas, y el juego online está reglamentado por la normativa nacional.

En lo que hace referencia a la problemática que para los menores tiene el juego presencial, la normativa ya es lo suficientemente extensa como para que no haga falta INTENSIFICAR LA LEGISLACION.

Olvida al Gobierno de Aragón, que con respecto a los salones de juego, la Dirección General de Justicia e Interior se ha negado sistemáticamente a la planificación de los salones en Aragón, más allá de las distancias hoy exigidas entre salones.

Es necesario que se intensifiquen las medidas preventivas y las disuasorias, es decir, la Administración debe acometer un plan integral de concienciación de los menores respecto de toda la problemática del juego, sin olvidar la problemática del tabaco, ni la problemática del alcohol, ni la problemática del sexo, ni olvidar la problemática de la droga, etc. En pocas palabras ha llegado el momento de que en los Centros de Educación, sean públicos o privados, en educación primaria, secundaria y formación profesional, a TODOS LOS JOVENES, E INCLUSO A LOS PADRES de este Pais se les impartan el número de charlas que sean necesarias y más, al objeto de ponerles de manifiesto y concienciarles tanto de la licitud como de las consecuencias de la irresponsabilidad en la actividad del juego.

Al objeto de legislar medidas disuasorias, el establecimiento de una sanción para el menor o autoprohibido que acceda a un local de juego (casa de apuestas, salón de juego, bingo, casino, etc) resultaría tremendamente positivo, tal como se ha demostrado en la Comunidad Foral de Navarra.

Tenemos que solicitar con todo respeto de los Grupos Políticos que antes de “demonizar” a nadie, se informen convenientemente de lo que van a decir concretamente en la actividad que nos ocupa. En las pasadas Jornadas del Juego Responsable, fue la propia Representante de la Policía Nacional Adscrita quien puso de manifiesto que en los salones de juego de Aragón, se había reducido la presencia de menores prácticamente en su totalidad.

Por último, en cuanto a las situaciones en que un grupo de menores en el exterior de un salón, utilizan a un mayor para poder entrar y apostar, entendemos que debe ser tarea, tanto la vigilancia como evitación de este “sistema”, de la propia Policía Adscrita, y no demonizar al salón que nada tiene que ver.

Por ello, ha llegado el momento en que la Administración, en lugar de legislar para “castigar” a los salones, realice una importantísima “campaña” de concienciación social de prevención de tabaco, droga, sexo, alcohol y demás hábitos adictivos.