Las agencias de lotería de la Provincia de Buenos Aires están en crisis por la suba de los costos fijos, la caída de ventas y el auge de las apuestas online.

Las agencias de Lotería de Provincia solicitaron que se habiliten nuevos sistemas de juego para sobrevivir a la crisis que atraviesan en el marco de la suba de los costos fijos, la caída de ventas y la embestida de las apuestas online.

Según informó Clarín, en menos de 2 años fueron 150 los negocios de quiniela que cerraron en la Provincia de Buenos Aires. En total, hay alrededor de 4.300 locales que
venden quiniela y otros juegos de azar.

Días atrás presentaron al gobierno de Axel Kicillof un pedido para que les habiliten la instalación de VLP (Video Lotery Terminal). Se trata de una  «maquinita» que permitiría hacer jugadas en línea y con resolución instantánea, similar a las máquinas tragamonedas.

Las agencias de lotería de la Provincia de Buenos Aires están en crisis por la economía y las apuestas online.

Cabe destacar que el reclamo también fue presentado el pasado 25 de junio por la Cámara Agencias Oficiales de Lotería de Buenos Aires (Caolab) ante el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC). Ese mismo día realizaron una manifestación frente a la Gobernación en la Plata.

Desde las agencias piden que se les permita colocar hasta dos equipos por local. Además,
también solicitaron «tener un sistema de cobro mediante QR, aumento de las comisiones de las jugadas y reducción del impuesto a los Ingresos Brutos». «Pagamos llevó en la alícuota más cara de todas las actividades», expresó en diálogo con Clarín Marcelo Iglesias, presidente de la entidad. Hasta el momento, todo se debe operar con dinero en efectivo.

«Los costos fijos, los sueldos, la caída en ventas y los alquileres están condenando a los
agencieros», remarcó Iglesias. Además, también subrayó que en estos locales trabajan casi 6.500 personas y que de manera indirecta se generan otros 10 mil empleos.

Fuente: eldiariosur.com