actualizado: 20 May 2022

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Aumenta en un 13,64% el número de personas que pide que se le prohíba el acceso a juegos y apuestas online

El número de personas que ha solicitado que se le prohíba el acceso a juegos y apuestas online ha aumentado un 13,64% en 2021 respecto al año anterior, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) del Ministerio de Consumo.

El registro de autoprohibidos ha sumado, en concreto, 7.640 inscritos en el último ejercicio, con lo que la cifra global ha ascendido a 63.646 frente a los 56.006 que se contabilizaron en 2020.

Por comunidades autónomas, Islas Baleares es la que representa un mayor aumento de autoprohibidos, ya que ha pasado de 1.179 a 1.480 en un año, lo que supone un crecimiento del 25,53%, y está seguida por la Región de Murcia, que ha marcado un incremento del 22,44% (pasando de 2.562 a 3.137 inscritos).

La Comunidad Valenciana ocupa el tercer lugar con un aumento del 22,21% (de 3.677 a 4.494), mientras le siguen Navarra, con un 20,33 (de 531 a 639), y Castilla-La Mancha, con un 19,99 (de 2.791 a 3.349).

Tras ellas, se sitúan la Comunidad de Madrid, con un registro de autoprohibidos que se ha incrementado en un 16,77%, La Rioja (15,56), Cantabria (14,89), País Vasco (14,80), Cataluña (14,29), Principado de Asturias (10,99), Canarias (10,77), Andalucía (10,09) y Aragón (10,08).

Aunque menos destacables, se han producido también aumentos en los autoprohibidos de comunidades como Castilla y León (9,48%), Galicia (9,38) y Extremadura (7,97), así como en las ciudades autónomas de Melilla (7,93) y Ceuta (6,93), según los datos de la DGOJ, recogidos por Europa Press.

La inscripción en un registro de prohibidos es un derecho de los ciudadanos que, a petición de la persona interesada, impide el acceso a juegos online o presenciales sobre los que la administración pública haya determinado la necesidad de realizar la identificación previa del jugador.

En el caso de que la inscripción se haga en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) de la DGOJ, se prohíbe el juego online y loterías, si bien también se puede realizar en los registros de cada comunidad autónoma, de manera que se bloqueará el acceso presencial a aquellos juegos de azar y apuestas donde la respectiva normativa autonómica determina la necesidad de comprobar la inexistencia de inscripción.

Por ello, el Ministerio de Consumo trabaja en la actualidad con los Gobiernos autonómicos en la firma de convenios para mejorar la coordinación entre los mencionados registros y así evitar que, por ejemplo, una personas registrada en los autoprohibidos de una comunidad autónoma pueda jugar en otra.

Fuente: Cope

Etiquetada bajo