actualizado: 9 Dec 2022

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Baleares sube impuestos a las empresas de juego y a las viviendas de lujo

El Gobierno de la socialista Francina Armengol, de coalición con Unidas Podemos, subirá el Impuesto de Patrimonio para operaciones que superan el millón de euros y creará un nuevo tramo para los que superan los dos millones. También incrementará los impuestos a las viviendas de lujo y al juego -casinos, casas de apuestas y tragaperras-.

De esta forma, Francina Armengol va a la contra de su compañero de partido Ximo Puig, que decidió la semana pasada deflactar el IPRF a las rentas menores a 60.000 euros en mitad de la guerra fiscal iniciada por Madrid y Andalucía al eliminar el Impuesto de Patrimonio.

Impuesto a los ricos

Podemos ha anunciado este lunes en rueda de prensa que su partido y PSOE han llegado a un acuerdo para incluir en los Presupuestos de Baleares del próximo año un aumento del impuesto de transmisiones patrimoniales para operaciones que superen el millón de euros -, del 11,5% se pasará al 12%.

También se creará un nuevo tramo para operaciones de más de dos millones de euros en adelante, que pagarán un 13%.

Así lo ha confirmado el portavoz de Unidas Podemos en el Parlament, Alejandro López, que ha reiterado la necesidad de aumentar los impuestos «a los que más tienen» para fortalecer la educación, la sanidad y los servicios sociales frente a la «oleada» de las comunidades gobernadas por el PP «que quieren bajar los impuestos a los que más tienen».

López ha explicado se trata de aumentar el gravamen a las viviendas de lujo y a «los muy ricos».

Más impuestos al juego

Se aumentará también los impuestos del juego, casinos, casas de apuestas y tragaperras «porque son actividades que se están lucrando con actividades que perjudican a la sociedad». Este punto, ha matizado, está pendiente de cerrarse y de que «afinen los números».

Lo que Podemos no ha conseguido ha sido aumentar la cuantía de la ecotasa en temporada alta, ante la oposición férrea de los socialistas.

En la actualidad, quien se aloja en un hotel de lujo paga cuatro euros al día, tres euros en alojamientos de gama media, dos para pasajeros de crucero y hoteles más económicos y un euro al día para campings y hostales. Los menores de 16 años están exentos de pagar esta tasa.

Deducciones fiscales

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 incorporará nuevas deducciones fiscales específicas para Baleares dentro del Régimen Especial de Baleares (REB), y también incluirá 20 millones de euros para el tranvía de Palma, según ha anunciado este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita a Carob, una empresa industrial de Marratxí.

En detalle, los PGE de 2023 contemplarán una «reserva de inversiones» para Baleares, que supondrá una deducción del 90% de la base imponible en el Impuesto de Sociedades e Impuesto de la Renta de no residentes para inversiones que fomenten la actividad productiva y la creación de empleo en Baleares; y una bonificación de un 10 a un 20% para la venta de bienes producidos en Baleares en actividades industriales, ganaderas, agrícolas o pesqueras.

El Govern balear estima que estos incentivos supondrán movilizar más de 349 millones de euros, con 208 millones en incentivos fiscales directos para 47.000 empresas y 71.000 autónomos.

Bajada de tasas en Extremadura

El también socialista Guillermo Fernández Vara ha descartado, al igual que Baleares, una bajada de impuestos y anunció la semana pasada la mayor bajada de tasas y precios públicos de la historia de Extremadura.

Este anuncio, que será propuesto al PP en la negociación de los Presupuestos para 2023 a pesar de la mayoría absoluta del PSOE, incluye una reducción del 50% de las tasas de comedores escolares y aulas matinales, de la tarjeta de transportes y de las licencias de caza y pesca.

La decisión de Fernández Vara también incluye un 25% menos en la tasa de la ITV y reducciones de tasas y precios públicos de hasta el 100% que serán detalladas en los próximos días.

Las medidas del Gobierno de Sánchez

Este anuncio de Baleares llega apenas unos días después de que el Gobierno cambiara el pasado jueves su estrategia fiscal al poner en marcha rebajas tributarias para clases medias y bajas al mismo tiempo que elevaba los impuestos a las más altas. Lo más destacado es la tasa a las grandes fortunas.

Bautizado por María Jesús Montero como “impuesto de solidaridad”, será un gravamen temporal para 2023 y 2024 que afectará a los contribuyentes con una riqueza neta superior a los tres millones de euros. 

El primer tramo será del 1,7% para los patrimonios entre tres y cinco millones de euros; el 2,1% para los patrimonios entre cinco y 10 millones, y el 3,5% para aquellos superiores a los 10 millones.

El segundo de los focos de la reforma fiscal que pondrá en marcha el Gobierno el próximo año pasa por el IRPF. A partir de ahora, todos aquellos trabajadores que ganen menos de 15.000 euros estarán exentos de pagar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Además, Hacienda eleva la reducción por rendimientos derivados del trabajo para todos los trabajadores por debajo de 21.000 euros. Se supone, según Montero, que afecta a cerca de la mitad de los trabajadores (4,8 millones de contribuyentes entre esos rangos), ya que el salario mediano en España es de 21.000 euros. El impacto alcanzará los 1.881 millones de ahorro en dos años.

Fuente: elespanol.com

Etiquetada bajo