Aunque el nombre de BCN World está cada vez más en el aire, el Govern trabaja en el desarrollo del proyecto de los cuatro resorts hoteleros con casinos a toda marcha. Durante dos días, los responsables de la Conselleria d’Economia y de Incasòl se han reunido con altos directivos de Melco, una de las cuatro sociedades precalificadas para optar a las licencias de casinos. El objetivo era explicar a estos inversores la nueva situación y el calendario del proyecto. La previsión del Govern es aprobar el plan director urbanístico (PDU) de la zona en un tiempo récord, el próximo mes de julio. El plan empieza a tomar forma y contempla la construcción de 2.000 habitaciones hoteleras en cada uno de los cuatro resorts.

Según el Govern, Melco está decidida a tirar adelante, como mínimo, un resort en la Costa Daurada, en la zona denominada Centre Recreatiu i Turístic (CRT). La inversión mínima requerida es de 300 millones de euros. En la redacción del PDU se están dibujando en estos momentos cuatro resorts, aunque hay espacio para construir dos más. El director del Incasòl, Damià Calvet, ha insistido que el proyecto se desarrollará por fases. No en vano el mercado deberá absorber 8.000 nuevas habitaciones hoteleras, que son las previstas en estos cuatro primeros complejos. En cada resort puede haber uno o varios hoteles (con 2.000 habitaciones cada uno) en una o varias edificaciones. Cada bloque tendrá una altura máxima de 70 metros, lo que equivale a 25 plantas.

En las reuniones con Melco también se ha hablado sobre la superficie de los casinos, aunque el Govern no ha concretado todavía su tamaño. También se prevé la construcción de salas de conferencias y convenciones, teatros y una gran zona comercial. Por parte de Melco, se han desplazado a Barcelona Frank Tsui, director ejecutivo de la compañía; Denis Pithon, director financiero; Andy Chow o Stephanie Wong, directora de desarrollo de proyectos. Todos ellos se han reunido con distintos responsables del Govern, desde el conseller Andreu Mas-Colell, a Jordi Vilajoana o Damià Calvet, entre otros.

Melco está a punto de inaugurar, la próxima semana, City of Dreams, un nuevo resort en Manila y dentro de unos meses abrirá Studio City en Macao. La apuesta por Catalunya significaría para la compañía su entrada a Europa. El Govern da por sentado que Melco se presentará a la segunda fase del concurso para obtener la licencia del casino.

En esta segunda fase sólo pueden optar las cuatro sociedades que superaron la primera. Son Melco en solitario, Melco junto con Veremonte; el Grup Perelada y Hard Rock con Veremonte. Los representantes del Govern se reunieron la semana pasada con el Grup Perelada y está previsto que la próxima semana sea el turno de Hard Rock. Con ellos están convocados Veremonte. Sin embargo, aunque sí ha habido un representante de Veremonte en alguna de las reuniones de esta semana, Xavier Adserà, que hasta ahora ha sido la cara visible del proyecto, no ha acudido a la cita. De hecho, Veremonte mantiene un silencio absoluto respecto a la evolución del proyecto desde que el Govern anunció su opción de compra sobre los terrenos (propiedad de La Caixa) donde se desarrollará el «nuevo» BCN World. Un anuncio que se hizo horas después de que Veremonte no ejecutara su opción de compra.

El paso atrás de Veremonte contrasta con el «paso adelante» que ha hecho Melco, que ve en este proyecto una oportunidad para «aterrizar» en Europa, ya sea con uno o con dos resorts. Las cuatro sociedades que optan a las licencias de casinos podrían incorporar a nuevos socios.