actualizado: 30 Mar 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Betplay, patrocinador de la liga colombiana, dejara de recibir 20 mil millones de pesos mensuales por la suspensión de las competciones

El fútbol profesional colombiano cambió este año de patrocinador principal. Una casa de apuestas, BetPlay, fue la que puso este año su nombre en las diferentes competencias que organiza la Dimayor.

Ahora, con las principales ligas del mundo suspendidas por culpa de la pandemia del coronavirus, los ingresos se reducen dramáticamente. Sin embargo, por ahora no ha habido conversaciones con los directivos del fútbol para modificar los pagos.

“Tenemos que responder nuestros compromisos con patrocinios para ligas y equipos. Vamos a hacer contactos para redefinir o renegociar términos”, declaró a EL TIEMPO Germán Segura, gerente general de la firma Corredor Empresarial, que maneja en Colombia la operación de BetPlay y Super Astro.

Aparte del fútbol profesional, al que le aporta anualmente 7.000 millones de pesos por patrocinio, BetPlay es colaborador oficial de la Federación Colombiana de Fútbol, con un contrato de tres millones de dólares por cuatro años, y es patrocinador de dos clubes del FPC, Santa Fe y Deportes Tolima.

La operación de apuestas deportivas en este momento se redujo drásticamente. “Las casas de apuestas en línea basan el 95 por ciento de sus ingresos en el fútbol, y luego, en el tenis y el baloncesto. Hoy, solamente estamos operando en casinos y slots (tragamonedas virtuales)”, explicó Segura.

“Hay algunos movimientos con torneos que se mantienen, como ligas de Bielorrusia o Sudáfrica, y también algunos torneos de baloncesto, voleibol o ligas de tenis de mesa en Asia”, agregó. También se siguen manejando los e-sports, como League of Legends.

“La crisis es muy compleja para todos, para todas las industrias y para todo el planeta. Al parar, estamos detenidos. Se han detenido una tras otra las ligas, lo que representa una caída del 90 por ciento en las ventas y el 90 por ciento de nuestros ingresos son las apuestas deportivas. Si este ritmo se mantiene, vamos a tener una afectación mensual de 20 mil millones de pesos”, señaló Segura.

Por ahora, han tenido que reducir otro tipo de gastos. “Hemos tenido que apretarnos el cinturón en publicidad local y activaciones de marca a nivel local”, concluyó.

Etiquetada bajo