Grup Peralada

La licitación del casino de Chillán lleva dos años entrampada y los dos aspirantes a operarlos continúan enfrentándose. La semana pasada, Juan Carlos Salaberry, director de proyectos del consorcio argentino-español Boldt Peralada visitó Chile para delinear los pasos legales a seguir.

Esto, luego que varias instancias judiciales y administrativas rechazaron sus recursos para invalidar la participación de su competidor Marina del Sol por supuestas irregularidades en el concurso. El ejecutivo conversó con «El Mercurio» y aseguró que este complejo proceso ha generado incertidumbre en la mirada que tienen los inversionistas extranjeros de la industria en Chile.

-Ya son casi dos años con un proceso empantanado y donde la justicia no les ha dado a razón. ¿Cuál es la visión que tiene el grupo?
«Nos hemos encontrado con algunas irregularidades de dos tipos. Ha existido un cierto alineamiento político de la región en beneficio de Marina del Sol. Esto nos llevó a cuestionar en la justicia varias veces las votaciones del gobierno regional. Asimismo, nos hemos encontrado con irregularidades en la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), porque algunos incumplimientos por parte de nuestro competidor no fueron debidamente tratados«.

-No obstante, ustedes volvieron a la Contraloría, pese a que el ente se había abstenido ante una consulta anterior…
«Hoy estamos pendientes de un recurso de reconsideración que ingresamos a la Contraloría de la República. Este cúmulo de irregularidades lo único que hace es agrandar la importancia de la resolución que tome el Consejo Resolutivo de la SCJ, que se reunirá en los próximos días«.

-¿Por qué tanta confianza en el Consejo Resolutivo?
«Si la administración no ha podido resolver todo esto, el órgano político tiene la oportunidad única de restablecer la confianza, más si están llamando a extranjeros a participar por las licitaciones municipales«.

-Marina del Sol ya ha dicho que solo falta que le adjudiquen el casino, ¿cómo ve eso?
«Todas las irregularidades lo han favorecido, por ende, que tenga sensación triunfalista es algo entendible«.

-¿Cómo ha cambiado su visión como inversionista extranjero?
«Nos ha sumado preocupaciones. Hemos participado en procesos transparentes y encontrarnos con estas vicisitudes nos ha generado incertidumbre sobre el funcionamiento de las instituciones en Chile«.

-Si no consiguen este recinto, ¿buscarán una indemnización por perjuicios?
«Nos sentiríamos bastante preocupados por nuestra inversión ya hecha y el tiempo transcurrido. Creemos que tenemos algunos derechos a los que podemos recurrir tanto en Chile como de manera internacional«.

-¿Existe interés en participar en las licitaciones de los casinos municipales?
«Las modificaciones ingresadas a la normativa le han quitado gran atractivo a la industria de casinos de juego en Chile. En el caso de que no quedemos en Chillán, podemos comprar operaciones existentes y participar en las licitaciones municipales«.

-Ustedes están en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, ¿qué opciones de crecimiento ven?
«Si la ley de juego de Brasil sale tal como está planteada hasta ahora, es muy interesante, puesto que significa que se pueden hacer recintos por cada 150 mil habitantes, es decir, en Sao Paulo se podrían abrir 65 casinos«.

Fuente: economiaynegocios.cl