El asaltante estuvo escasos minutos en el salón de juego de la capital y logró hacerse con un botín de varios miles de euros.

Agentes de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería han abierto una investigación para dar con el hombre acusado de atracar con el rostro cubierto y a punta de pistola un salón de juegos de la capital durante la medianoche del pasado viernes.

Fuentes consultadas por este periódico señalaron que los hechos se produjeron pasados unos minutos de las doce de la noche del viernes en un salón de juegos localizado en la calle Canónigo Molina Alonso, en Almería capital.

Un hombre, ataviado con un pasamontañas, guantes y un casco de moto, aprovechó para acceder al establecimiento de la barriada de Oliveros en el momento en el que varios clientes habituales entraban. Una vez en el interior, según las fuentes consultadas, se dirigió hacia la barra, sacó una pistola de un calibre pequeño y encañonó a un trabajador del casino con el objetivo de que le entregara todo el dinero que había en la caja.

Al parecer, el atracador supuestamente sabía donde estaba la recaudación, ya que llegó a dirigir al trabajador del casino hasta el lugar donde se encontraba el botín, siempre bajo la amenaza del arma de fuego que portaba en la mano y que no dejaba de apuntar hacia el empleado.

Huyó a pie

Todo hace indicar que el atracador, que «hablaba perfectamente castellano», se hizo con un botín cercano a los 5.000 euros y posteriormente huyó a pie ante la mirada atónita de los «cinco o seis clientes» que se encontraban en ese momento en el céntrico local.

Las investigaciones apuntan a que el atracador tenía perfectamente planificado el golpe, ya que tardó apenas «tres minutos» en acceder al local, robar el botín y huir a pie sin encontrar resistencia.

Agentes de la Policía Judicial de la Policía Nacional se trasladaron ayer hasta el establecimiento con el objetivo de recabar pruebas sobre los hechos. El visionado de las cámaras de seguridad puede ser fundamental para dar con este experimentado atracador.

Cabe recordar que este es el segundo asalto con arma de fuego que registra la provincia de Almería en apenas una semana. El primero de ellos se produjo el pasado lunes en una entidad bancaria en el núcleo ejidense de Santa María del Águila, conocido popularmente como La Aldeilla.

Un hombre, de raza negra, «muy alto» y ataviado con un casco de moto, accedió a la sucursal y se llevó un escaso botín de 45 euros. El asaltante, que hirió con carácter leve a uno de los empleados, llegó a efectuar un disparo al aire con una pistola de fogueo.

F