Pablo Bustinduy Amador, Ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030

El ministro de Derechos Sociales, Pablo Bustinduy, ha anunciado este miércoles que va a impulsar una iniciativa legislativa encaminada a aumentar la protección de los jóvenes frente al juego ‘online’ y los videojuegos.

La nueva normativa tiene el triple objetivo de verificar la mayoría de edad de los usuarios, restringir la publicidad y regular los mecanismos de recompensas.

En primer lugar, el texto busca implantar mecanismos que permitan validar efectivamente la edad del usuario, al igual que el Gobierno quiere hacer con los contenidos pornográficos, para que no baste con hacer clic en el botón que verifica la mayoría de edad, sino que telemáticamente se pueda comprobar, respetando la ley de protección de datos, que efectivamente esa persona tiene más de 18 años y, por tanto, puede acceder a los contenidos vetados por ley a los menores.

Asimismo, la nueva normativa blindará por ley los artículos del real decreto sobre el juego y las apuestas online impulsado por el ministro de Consumo anterior, Alberto Garzón, y que recientemente han sido anulados por el Tribunal Supremo precisamente porque se trata de materias que tienen que ser reguladas por ley. Se trata de varios artículos relacionados con la publicidad en internet y redes sociales, como la prohibición de que personas famosas o ‘influencers‘ hagan promoción del juego online y lo relacionado con los bonos de bienvenida, unas promociones que suelen estar dirigidas a captar a los más jóvenes.

‘Cajas botín’

«Son medidas importantes. Vamos a acometer una iniciativa legislativa para restaurar estos artículos pero también para ampliar y reforzar la regulación del juego online», ha explicado el ministro tras visitar la Dirección General de Ordenación del Juego. Con este propósito, la ley se centrará, en tercer lugar, en regular las llamadas ‘cajas botín‘, que forman parte normalmente de los videojuegos y consisten en mecanismos aleatorios de recompensa que presentan muchas similitudes con los juegos de azar y, por tanto, pueden provocar adicción.

El problema, según ha explicado Bustinduy, es que «hay datos que muestran que hasta el 24% de los jóvenes entre 15 y 17 años ha comprado ‘cajas botín’ en el último año». «Nos preocupan porque es el primer acercamiento hacia patrones de conducta que pueden derivar en situaciones de riesgo«. Además, tampoco se verifica la edad del jugador, por lo que la nueva ley regulará la compra y la seguridad de las ‘cajas botín’ para «garantizar un entorno seguro».

Bustinduy no ha aventurado una fecha de cuándo puede estar lista la ley para iniciar su tramitación. Tan solo ha indicado que es una «prioridad política» que requiere «la máxima celeridad posible».

Fuente: elperiodico.com