Bingo de un Hogar del Jubilados
Bingo de un hogar del Jubilados

El Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) publicó el pasado viernes el Decreto que regula el nuevo reglamento del Bingo, cuya principal novedad es que permite el juego en las asociaciones o centros de atención para personas mayores de 65 años y en centros de personas con discapacidad.

El juego debe ser practicado exclusivamente por las personas asociadas y no debe ser objeto de explotación lucrativa. En esta línea, el importe total jugado en cada partida no podrá superar los cinco euros, dado que se ha considerado que es una cantidad lo suficientemente reducida para que no haya ánimo de lucro, pero al mismo tiempo permite a las personas que participan en el juego tener un pequeño aliciente para realizar la partida.

Por su parte, la apuesta máxima individual no podrá superar los 20 céntimos de euros y el horario de juego estará comprendido entre las 16 y las 20 horas, de lunes a viernes y entre las 16 y las 19 horas el fin de semana.

El nuevo reglamento aborda una demanda social existente durante los últimos años, ya que la anterior normativa prohibía la práctica del juego del bingo fuera de los lugares autorizados para ello.

El reglamento también desarrolla detalladamente el juego del bingo simultáneo, consistente en la práctica del juego del bingo tradicional realizada simultáneamente por jugadores asistentes en distintas salas de bingo y del bingo electrónico que se desarrolla a través de sistemas, soportes y /o terminales y cuya práctica podrá realizarse en una sala de bingo individuamente o en varias salas de manera interconexionada, aunque están ubicadas fuera de la Comunitat Valenciana.

Como novedad de los elementos del bingo electrónico interconectado y bingo simultáneo hay que destacar que la organización y gestión de este juego se realizará por una entidad mercantil con personalidad jurídica, debidamente autorizada y que será la responsable ante la Conselleria competente, en materia de juego, a todos los efectos de la gestión del sistema.

El nuevo reglamento también simplifica trámites y cargas. Así, se eliminan determinados requisitos técnicos que son competencia de otras administraciones, las autorizaciones pasan a renovarse automáticamente y se suprime el requisito de que las empresas sólo puedan ser titulares de una sola sala de bingo.

También se introduce el concepto de puesto de juego, que refleja mejor el número de personas en juego que puede acoger una sala de bingo. Asimismo, se acota el número de puestos de juego que se han de reservar a la práctica de las diferentes modalidades del juego del bingo y que como mínimo será el 70%. El 30% de los puestos de juego, como máximo, podrá estar destinado a la práctica de los restantes juegos autorizados.

Con la nueva regulación se pretende que el titular del negocio tenga la libertad suficiente para organizar su negocio con la distribución de aquellos juegos que considere mas necesarios pero también persigue garantizar que la sala de bingo no quede desvirtuada como un salón de juego o un local de apuestas local, con la implantación masiva de máquinas de tipo B y de máquinas auxiliares de apuestas

Fuente: Lacronicavirtual.com