actualizado: 16 Aug 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Casi 3.000 jugadores de póker llenarán hoteles de Marbella a las puertas del verano

El festival de póker más esperado cada año en la Costa del Sol regresa a Marbella. Por sexto año consecutivo la ciudad se convierte en la única parada nacional del PokerStars Festival, el mayor del calendario anual de Casino Marbella que confía en esta edición superar récord de participación de citas anteriores.

Las previsiones que maneja el establecimiento hablan de unos 3.000 participantes de casi medio centenar de nacionalidades diferentes. El macroevento dará de nuevo el pistoletazo de salida a la temporada alta de turistas en la ciudad con el desembarco de jugadores profesionales que durante una semana llenarán los hoteles y apartamentos más cercanos al recinto de juego. La organización habla ya de unos cálculos de en torno a 1.500 pernoctaciones diarias en la semana del evento, que este año se adelanta en el calendario y se desarrollará del 4 al 10 de junio, coincidiendo además con la Feria de San Bernabé que arrancará en la noche del martes 5.

«Se trata de un auténtico encuentro internacional que en esta ocasión amplía su campeonato con dos días más de juego y más modalidades de torneo», indican desde Casino Marbella subrayando que «todos los eventos están presentados por PokerStars, lo que garantiza emocionantes formatos de póker, calendarios cargados de acción y distintas formas de clasificación, tanto ‘on line’ como presenciales».

 Refuerzo de plantilla

Con la asistencia masiva de jugadores prevista, el establecimiento ha reforzado su plantilla con la contratación adicional de más de 160 personas entre croupieres, camareros y seguridad, entre otros departamentos, «para no mermar en absoluto la exquisita atención al cliente».

La organización habla ya de un incremento de participantes para el evento principal, el Main Event, del 8% con respecto al año pasado. En juego, la nada desdeñable cifra de dos millones de euros en premios. El núcleo del festival es este evento principal, con una entrada ( ‘buy-in’, en lenguaje del torneo) de 1.100 euros, si bien algunos jugadores llevan a él sin coste al haber superado torneos clasificatorios ‘on line’. Además el festival cuenta con otros 16 eventos paralelos y presenciales con una entrada desde 120 euros. El Main Event se disputará del miércoles 6 al domingo 10. Los días 8 y 9 tendrá lugar el High Roller de PokerStars, con una entrada de 2.200 euros. Finalmente, la Marbella Póker Cup, del 8 al 10 de junio, se presenta con un ‘buy in’ más asequible de 330 euros. Los tres campeones de cada torneo (Main Event, High Roller y Marbella Poker Cup) recibirán el Platinum Pass valorado en 30.000 dólares. Este premio les servirá para viajar a Las Bahamas el próximo mes de enero y participar en el PokerStars Players Championship (PSPC), una cita de 25.000 dólares de cuota de inscripción.

El desembarco de estos jugadores profesionales a las puertas del verano convierte el encuentro en un atractivo económico por cuanto los cerca de 3.000 participantes no sólo ocupan hoteles y apartamentos sino que además tendrán tiempo para disfrutar de la gastronomía local en bares y restaurantes e incluso de acudir a la feria, ya sea en su versión de mañana en el Parque de la Alameda, o en la de noche en el Real.

El perfil del jugador de este tipo de eventos internacionales, vista la experiencia de las cinco ediciones que ha acogido Marbella hasta el momento, es el de un hombre de nivel adquisitivo medio-alto y de entre 25 y 45 años, principalmente.

Etiquetada bajo