La operadora de casinos y salas de juego Sun Dreams -resultante de la fusión de la chilena Dreams y la sudafricana Sun International- ha decidido poner sus fichas en el mercado peruano, donde tiene dos casinos (New York y Kingdom) y dos salas de juego (Pachanga y Pachanga Aviación).
Tanto es así que de la inversión de US$300 millones que anunció la compañía para Sudamérica, US$250 millones se invertirán en nuestro país, tanto para mejorar la oferta actual como para montar su ambicioso proyecto: un nuevo complejo integral de juegos y de entretenimiento en la capital.

Martín Dávila, gerente general de Dreams Perú, cuenta a Día1 que se trata de un proyecto con un formato distinto, que aportará a la oferta de juegos y entretenimiento de la ciudad.

“Nos estamos inspirando en la experiencia que entregan los casinos de Las Vegas y que ya ofrecemos en Chile”, afirma. Surco, La Molina y Miraflores son algunos de los distritos que evalúa para anclar con el proyecto.

¿Por qué enfocarse en el Perú? El ejecutivo indica que se debe a que es un lugar donde se han ido generando condiciones de certeza jurídica y de mercado atractivas, así como un crecimiento por encima de sus pares en América Latina.

Una nueva oferta 
Sun Dreams, que ya tiene casi tres años en el país, señala que su nueva propuesta tendrá como pilar central el entretenimiento con shows variados y espectáculos en general.

Aunque la cadena no ha dado más datos sobre su próximo complejo, la Dirección de juegos, casinos y tragamonedas del Ministerio de Transporte y Comercio Exterior (Mincetur), indica que hace dos semanas recibieron el esbozo del proyecto de la empresa  y que consistiría en un hotel, un casino y una Arena para shows.

Manuel San Román, director de la mencionada Dirección especializada, detalla que el casino tendrá alrededor de mil máquinas tragamonedas, 1500 estacionamientos y que el hotel, una capacidad de 250 habitaciones.

“Según la regulación actual, hoy todas las salas que abren en el país no lo hacen solas, deben tener otro giro comercial como negocio principal  (como un hotel o restaurante). Nosotros vemos con buenos ojos este nivel de inversión en el país”, anota.

Pero no sería el único proyecto en cartera de la recién fusionada compañía. Dávila  menciona que evalúan todas las alternativas disponibles.

Apuesta a ganador
A la fecha, en la industria peruana existen 718 salas de juegos y 17 casinos en total, indica San Román. Un mercado que crece de manera regulada desde el 2006, cuando se inició el proceso de formalización con una nueva normativa. En aquel entonces de más de mil salas pasaron a 650 formales.

Según Dávila de Dreams Perú, esta industria viene creciendo a un ritmo de 10% cada año, lo que denota el potencial del mercado para este tipo de oferta . “Nosotros como compañía hemos tenido un alza en ventas de 11% durante el año pasado, apuntamos a crecer igual y un 40% en Ebitda en el 2016”, estima.

¿Hacia dónde va  este negocio? Para el ejecutivo, mejorar la infraestructura de las salas de juego es el desafío principal y por ahí llegará el crecimiento.

Por su parte, San Román proyecta que seguirán llegando grandes proyectos, cuyo efecto resultará en que  varias salas pequeñas vayan cerrando poco a poco. La tendencia, asegura, es la preferencia por una mejor atención y  espacios  más personalizados y seguros.

El funcionario remarca que si bien esta industria tiene un indudable crecimiento y concita mucho interés de inversión, se trata de una actividad sensible que el Estado regula pero no promueve.

Fuente: elcomercio.pe