Jason O'Connor,
Jason O'Connor, jefe de operaciones VIP internacionalese de Crown Resort's, uno de los detenidos

China ha arrestado oficialmente a diecisiete empleados del Crown Resorts que llevan retenidos desde mediados de octubre por presuntamente estar involucrados en delitos relacionados con el juego.

Los miembros del personal permanecerán detenidos durante al menos varios meses más hasta que su caso sea retomado por los fiscales.

Aunque China no ha proporcionado información sobre los arrestos, se cree que los empleados del Crown Resorts fueron detenidos por promocionar ciertas opciones de juego a potenciales clientes chinos. Se espera que se conozcan más detalles una vez que se presenten los cargos finales.

El juego de casino y la comercialización de este tipo de servicios es ilegal en el continente chino. Sin embargo, se ha convertido en una práctica común entre los casinos y operadores de viajes que abren oficinas en el país y promocionan opciones de no-juego a potenciales visitantes para sus complejos con casinos integrados de la región de Asia-Pacífico. Por lo tanto, las empresas trabajan de forma activa para atraer a clientes de casino a sus instalaciones de juego.

No es ilegal comercializar servicios no relacionados con juegos de azar en complejos destinados al juego. Sin embargo, los que se dedican a esta actividad están operando en un ámbito delicado y eventualmente podrían tener problemas con las autoridades.

Hasta 18 empleados del Crown Resorts fueron detenidos el 13 y 14 de octubre mediante registros policiales en al menos cuatro ciudades de alrededor de China. Entre estos, había tres australianos, siendo uno de ellos Jason O’Connor, jefe de operaciones VIP internacionales del operador de juego. La mayoría de las personas detenidas trabajaban desde China y formaban parte de los equipos locales de ventas y marketing del Crown Resorts.

Se cree que los arrestos formaron parte de lo que se ha conocido como Operación Chain Break, una iniciativa lanzada el año pasado por la Oficina de Seguridad Pública de China (PSB). En aquel entonces, el jefe adjunto del PSB, Hua Jingfeng, dijo que China ha sido considerada durante mucho tiempo como un atractivo mercado para los operadores de juego internacionales y por este motivo han abierto oficinas en el país para atraer a clientes de juego a sus complejos de casino. Con la Operation Chain Break, la Oficina quería advertir a los malhechores que cualquier tipo de actividad publicitaria que violara las leyes sería perseguida.

Al comentar la reciente detención de los empleados del Crown Resorts, U Io Hung, que dirige el operador de viajes CCUE VIP, dijo que el operador australiano ha estado caminando sobre una delgada línea durante años. El Sr. U explicó que en lugar de mantener un perfil bastante bajo, Crown Resorts y su personal han reclutado y tratado de reclutar a potenciales jugadores de la forma exactamente opuesta.

A principios de este mes, la policía china liberó bajo fianza a uno de los empleados detenidos del Crown Resorts. Según lo informado por los medios locales, Jenny Jiang, el miembro del personal liberado, era un trabajador dedicado a la administración dentro del equipo del operador del casino.

Fuente: casinonewsdaily.es