La primera compañía española del sector del juego, Cirsa, estudia varias opciones para salir a bolsa a medio plazo, entre ellas la venta de una participación mayoritaria o minoritaria de la empresa.

Fuentes de la compañía han dicho que han contratado como consultor a Lazard, con el fin de que analice las diferentes opciones y cuál de ellas es más viable. De momento la operación está en una «fase preliminar» y han comentado que prevén mantener reuniones con fondos de inversión interesados en el proyecto para valorar si la salida a bolsa podría ser una opción a medio plazo.

Cirsa es la primera empresa española del sector del juego y cerró el primer semestre del año con un beneficio operativo de 197,1 millones de euros, un 8 % más que en el mismo período del año pasado. La compañía con sede en Terrassa (Barcelona), que da trabajo a 17.000 personas, está controlada por el empresario Manuel Lao.

Cirsa dispone de 153 casinos, más de 41.500 máquinas recreativas, 68 salas de bingo, 171 salones de juego, 2.000 puntos de apuestas deportivas, 3.125 terminales de loterías y 2.578 terminales de videoloterías en España, Italia y Latinoamérica.

Mejoran los resultados

La firma ha registrado en el tercer trimestre del año un beneficio operativo de 320,4 millones de euros, un 7,5% más respecto al mismo periodo del año anterior, y los ingresos de explotación se situaron en 1.281,6 millones de euros, un 7,7% más.

Solo en el tercer trimestre, la multinacional obtuvo un beneficio operativo de 108,2 millones de euros, una cifra que supone los mejores resultados logrados en un solo trimestre, y la facturación se ha situado en 428 millones, un 6,4% más.

Por divisiones, los casinos han mejorado su beneficio operativo pese a la situación cambiaria desfavorable de las divisas latinoamericanas con el dólar, y han continuado con su crecimiento debido a la buena evolución de ingresos en los mercados donde opera.

Fuente: elperiodico.com