Agentes del Área de Juego y Espectáculos Públicos de la Unidad de la Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía desmantelaron y clausuraron el pasado 10 de enero en la localidad de El Cuervo (Sevilla) un local donde se organizaban y celebraban partidas de póquer de manera clandestina. Entre los jugadores, había menores de edad.

Tras «intensas vigilancias», los agentes de esta Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía comprobaron que el local era utilizado como casino ilegal en el que se organizaban frecuentes partidas de póquer varios días a la semana a las que acudían numerosos jugadores.

Al acceder al inmueble, los agentes sorprendieron en su interior a una decena de personas, dos de ellos menores de edad, en plena partida ilegal de póquer apostando «significativas cantidades de dinero» y consumiendo «pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes», según lo recogido por la Junta en una nota de prensa.

A los jugadores se les aplicó una sanción por la comisión de diversas infracciones a la Ley 2/1986 de juego y apuestas de la Comunidad Autónoma de Andalucía y se intervinieron 2.100 euros en metálico, el mobiliario utilizado para la ejecución de esta práctica ilegal (sillas, mesas de juego y televisores), así como fichas de similar apariencia a las utilizadas en los casinos por valor de 4.725 euros.

También se intervino una máquina de juego sin licencia ni autorización que servía a los jugadores para amenizar la espera mientras aguardaban su turno de juego. Según las averiguaciones, los organizadores invitaban a los jugadores a participar a través de las redes sociales en la modalidad de juego denominada Póker Texas Holdem, la más practicada y adictiva y que sólo puede practicarse en casinos autorizados por mayores de 18 años.

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía combate el juego ilegal en todas sus manifestaciones y prácticas en las ocho provincias andaluzas, convirtiéndose de hecho en un instrumento indispensable para la administración andaluza en lo que concierne al control y vigilancia de esta actividad ilegal.

A lo largo del pasado 2023 se han realizado intervenciones que han permitido detectar y sancionar 392 infracciones en salones de juego, 143 infracciones en materia de rifas y sorteos ilegales, la incautación de 143.558 boletos de lotería ilegal y la inspección de 13.661 máquinas de juego, entre otras actividades.

Fuente: larazon.es