actualizado: 28 Jul 2021

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Codere quemó en el primer trimestre la mitad de la liquidez con la que cerró 2020

La rápida caída de los niveles de liquidez que sufrió Codere durante el primer trimestre del año precipitó el acuerdo de refinanciación y reestructuración firmado con sus bonistas, y que fue aprobado por sus accionistas en junta este mes.

La compañía cotizada de juego quemó entre el 31 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021 algo más de 51 millones de euros del efectivo con el que contaba a cierre del ejercicio pasado, en torno a 110 millones. Según los resultados del primer trimestre publicados ayer, esa cifra había bajado a 58,4 al concluir ese periodo, lo que supone una reducción del 47%, prácticamente la mitad.

El verano pasado, Codere firmó con sus bonistas un acuerdo de refinanciación que fijaba que la compañía debía tener siempre un mínimo de 40 millones de liquidez disponible. Una condición que se iba a incumplir, puesto que debía afrontar el pago de 30 millones de euros en sendos cupones de sus bonos, uno en marzo y otro en abril, que fueron aplazados a finales de este mes.

Como publicó este diario, Codere no tenía capacidad para afrontar esos y otros pagos con sus niveles de liquidez disponible, lo que precipitó la profunda reestructuración que acometerá la compañía en los próximos meses.

En lo que atañe al periodo entre enero y marzo, Codere quemó caja por unos 9,9 millones de media cada mes solo por el impacto que tuvieron las restricciones sobre su operativa. En total, casi 30 millones solo por ese concepto. En concreto, sufrió cierres en México, Italia, Panamá, Uruguay y Colombia. También en zonas de España, como Cataluña o la Comunidad Valenciana.

También tuvo que abonar casi 16 millones de euros por impuestos aplazados en Italia y otros 6,4 millones por otros pagos pendientes. A todo ello tenía que sumar los pagos del segundo trimestre, como los cupones mencionados, con una caja tiritando. Para afrontarlos está en vías de recibir hasta 100 millones a través de unos bonos puente.

Caída del negocio

Una situación a la que llegó por el fuerte impacto que las distintas restricciones impuestas para controlar el Covid-10 tuvieron sobre su negocio, y por tanto, para la generación de caja. Codere acabó el primer trimestre con unos ingresos operativos de 127,2 millones de euros, una caída del 54,3%. Fue el periodo trimestral con la facturación más baja desde que acabó el confinamiento de 2020. Solo el cierre total de la operativa en Italia tuvo un impacto de 60 millones. En España la caída fue del 34,3% hasta 26,6 millones.

El ebitda ajustado fue de 3,5 millones de euros, un 93% por debajo que en el mismo trimestre en 2020, y la pérdida neta fue de 91,5 millones, inferior en un 5% a la que tuvo en el mismo periodo del año anterior, “por el aumento de los gastos en pasivos financieros y, en menor medida, por la devaluación de nuestras monedas operativas frente al dólar”, dijo la empresa, además de por la caída de los ingresos.

Las operaciones que han podido retomar su actividad han mostrado una alentadora recuperación de los ingresos en el periodo en que no han estado afectadas por los cierres, particularmente España, Panamá, o Argentina y Uruguay. También el negocio online refleja un sólido crecimiento, con una crecida interanual del 23,6%, hasta los 19,8 millones”, añadió.

Codere afronta en los próximos meses una reestructuración cuya finalización se prevé para el último trimestre del año. Su director financiero, Ángel Corzo, explicó en la conferencia ante analistas que prevé la exclusión de cotización para septiembre o, a más tardar, octubre, en tanto que la reestructuración contempla la liquidación de Codere SA, actual cabecera del grupo y la que cotiza en Bolsa. También afirmó que la nueva Codere, de la que los bonistas tendrán el 95%, tampoco cotizará.

“Tras la pandemia habrá espacio para el crecimiento inorgánico”

Operaciones. El consejero delegado de Codere, Vicente di Loreto, afirmó ante los analistas que la compañía no está enfocada en la actualidad en posibles operaciones corporativas, aunque sí apuntó que una vez desaparezca la pandemia “habrá muchas oportunidades de crecimiento inorgánico y será interesante analizarlo en los distintos mercados”. La situación actual de Codere, eso sí, no invita a pensar en que protagonice movimientos en un tiempo. Di Loreto sí recordó que desde hace tiempo no descartan dar cabida a un socio minoritario en su filial online.

Junta. Codere convocó el pasado jueves junta ordinaria de accionistas para el 22 de junio, en la que se aprobarán las cuentas del ejercicio 2020 y se someterá a votación la labor del consejo.

Ver el Comunicado de Codere a la CNMV convocando la Junta de Accionistas

Etiquetada bajo