actualizado: 13 Jul 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Codere reduce sus ingresos un 21,3% en el primer trimestre del año por el coronavirus

Codere, compañía multinacional referente en el sector del juego privado, ha anunciado hoy sus resultados del primer trimestre de 2020, aprobados ayer por su Consejo de Administración.

El grupo obtuvo unos ingresos operativos durante este periodo de 278,5 millones de euros, un 21,3% por debajo del año anterior, como consecuencia del cierre temporal del negocio presencial por motivo de las medidas restrictivas frente al COVID-19 impuestas en todos sus mercados desde el pasado 8 de marzo. La actividad online registró sin embargo un crecimiento del 7,6%, si bien también se ha visto afectada por la suspensión de las competiciones deportivas.

En cuanto al EBITDA ajustado, la compañía alcanzó los 47,7 millones de euros en el primer trimestre de 2020, que supone un descenso interanual del 41,1% por la caída en todas las unidades de negocio, excepto en Uruguay y en su actividad online.

El beneficio neto de la compañía resulta en una pérdida neta de 97,1 millones de euros, frente a los 8,6 millones registrados en el mismo periodo en 2019, como consecuencia de la apreciación del dólar frente a las monedas latinoamericanas y a los primeros impactos del COVID-19.

La inversión en este primer trimestre de 2020 fue de 13,8 millones de euros, un 15,9% por debajo de la registrada en el primer trimestre de 2019.

A 31 de marzo de 2020, Codere contaba con 150,1 millones de euros de tesorería con los que hará frente al pago del cupón que había diferido en abril, dentro del periodo de gracia.

En términos de capacidad, la compañía ha reducido el número de máquinas en un 1,8% hasta las 55.646 unidades, mientras la cifra de salas de juego permanece en 148 y los locales de apuestas deportivas disminuyen cerca de un 25,7%, desde los 330 hasta 245.

 Un complicado escenario internacional

 El impacto del COVID-19 en el negocio de Codere ha sido muy significativo ya que ha supuesto el cierre temporal de todas sus operaciones presenciales paulatinamente desde el 8 de marzo. Solo el negocio online ha seguido funcionando normalmente, si bien fuertemente afectado por la cancelación de las principales competiciones deportivas. A día de hoy, solo las carreras en los hipódromos de Uruguay, así como algunos puntos de venta en España han reanudado sus operaciones; se espera que el resto de los mercados reabran progresivamente a partir de junio.

En este contexto, la compañía puso en marcha un plan de contingencia para preservar su liquidez y garantizar la continuidad del negocio, limitando salidas de caja únicamente a elementos críticos establecidos (personal, alquileres e impuestos, entre otros), consiguiendo reducir sus gastos operativos fijos un 56,5% durante este periodo de cierres. Asimismo, y como apoyo a su liquidez, al inicio de la crisis (el 13 de marzo), la compañía obtuvo un préstamo bancario por valor de 500 millones de pesos en México, con vencimiento en 2025, y dispuso de su línea de crédito revólver corporativa en su totalidad.

Codere ha recurrido además a la búsqueda de liquidez adicional con el apoyo de asesores financieros, con el objetivo de dotarse de 105 millones de euros adicionales que le permitan afrontar con mayor holgura este periodo de incertidumbre respecto a la evolución de la pandemia y sus implicaciones sobre cuándo y en qué condiciones podrá reabrir sus operaciones.

La actual posición de caja de Codere es de 121 millones de euros, que tras el pago del cupón previsto antes del 30 de mayo quedará en 83 millones de euros.

Ver los Resultados 1T 2020 de Codere (en español)

Ver los Resultados 1T 2020 de Codere (en inglés)

Ver el comunicado de Codere a la CNMV sobre el Cambio en la presidencia del Comité de Auditoría y en el Comité de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo.

 

Etiquetada bajo