Casino Gran Vía, uno de los Casinos de Madrid
Casino Gran Vía, Madrid, uno de los casinos del Grupo Comar

El grupo de juego cerró 2022 con un notable incremento de su cifra de negocio, que sobrepasó los 114 millones de euros, aunque aún ligeramente por debajo de la facturación prepandémica.

Comar, el gigante del juego gallego junto con Luckia, encadena dos ejercicios al alza tras el batacazo que supuso la pandemia para el sector. El pasado 2022, el grupo de la familia Collazo estiró su cifra de negocio consolidada un notable 50% hasta sobrepasar los 114 millones de euros. A pesar del arreón –en 2021 logró 76 millones— todavía se encuentra ligeramente por debajo de la facturación prepandémica, cuando alcanzó los 124 millones de euros.

A falta de conocer los beneficios consolidados obtenidos por la compañía el pasado ejercicio, las cuentas individuales de Comar Inversiones y Dirección de Empresas, cabecera del grupo, recientemente publicadas por el Registro Mercantil, evidencian que uno de sus grandes motores desde hace años está en Madrid, concretamente en el casino de Gran Vía, que fue inaugurado hace ahora casi una década como apéndice del casino que ya poseía en Aranjuez.

Situado en la antigua sede del Círculo Mercantil e Industrial de Madrid, el casino de Gran Vía lleva su oferta más allá del juego. Según su página web, cuenta además con “restaurante, champagne bar, coctelería, lounge y terraza exterior” y sus espacios pueden también reservarse para cenas de empresa o eventos.

Más de 10 millones de beneficio en Madrid

Según la documentación consultada por Economía Digital Galicia, de las distintas participadas del grupo, la que alcanzó un mayor resultado individual el pasado ejercicio fue la sociedad Comar Inversiones Capital, antiguamente denominada Casinos Comar Madrid, que aglutina el negocio de Aranjuez y Gran Vía. El año del estallido de la inflación, obtuvo un resultado de 10,4 millones de euros, frente a los 4,1 millones del ejercicio precedente.

o cierto es que esta fue una de las sociedades del grupo que mejor aguantó incluso durante la pandemia, debido a que las políticas en la comunidad madrileña de Isabel Díaz Ayuso fueron más laxas en cuanto al cierre de establecimientos por el Covid, lo que le permitió a estos casinos funcionar durante más días que el resto. Según ha podido saber este medio, la facturación de esta sociedad rondó el pasado año los 36 millones de euros (a pesar del crecimiento, en 2019 habría superado los 43 millones de euros).

De las sociedades dependientes de Comar que se dedican al negocio de los casinos destacan también, por positivos, los resultados del Atlántico, ubicado en A Coruña, que firmó unas ganancias el pasado ejercicio por encima de los 600.000 euros (327.000 en 2021).

El negocio de las apuestas deportivas también se ha convertido en una fuente de ganancias sostenidas para Comar a través del vehículo que comparte con Codere (Codere Apuestas Galicia) y del que posee un 49% del capital. El año pasado logró unas ganancias netas de 1,76 millones de euros, por encima de los 1,54 del ejercicio precedente.

Cara y cruz dentro del grupo, entre las sociedades que presentan mayores pérdidas se encuentra Allerana de Servicios e Inversiones, que posee el 100% de Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico, concesionaria de Palexco, el centro de ocio de Los Cantones y el Palacio de la Ópera. La participada cerró el ejercicio con números rojos de 4,5 millones.

Fuente: economiadigital.es