Conajzar
Javier Balbuena,

El 2 de diciembre pasado, CONAJZAR, Comisión Nacional de Juegos de Azar, aprontó el pliego de bases y condiciones para instalar un casino en las 11 ha de la ANNP.

El 2 de diciembre pasado, CONAJZAR, Comisión Nacional de Juegos de Azar, aprontó el pliego de bases y condiciones para instalar un casino en las 11 ha de la ANNP. Sin embargo, desde hace ya tres años, a la par que se habilitaban las empresas de los «amigos», su titular Javier Balbuena amoldaba la legislación vigente para que estas firmas pudieran participar.
La Gobernación del Alto Paraná abrió sesión el 1 de diciembre del año pasado para aprobar el pliego de bases y condiciones para el requerimiento a licitación por el cual instalarán un casino en tierras públicas de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP).
Como representante de las gobernaciones e integrante de Conajzar, uno de los que aprobaron el pliego fue el gobernador altoparanaense Justo Zacarías Irún, hermano del asesor del presidente Cartes, Javier Zacarías Irún, y cuñado de la intendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod de Zacarías.
El requerimiento a licitación exige una inversión mínima de 50 millones de dólares dentro del predio de casi 12 hectáreas, y determina que la concesión será por 30 años. Aunque oficialmente no se conoce el ganador y el proceso no se llevó aún adelante, ya cuentan con decreto de autorización de Horacio Cartes. Lo que más llama la atención es que recién ahora anuncian licitación, cuando desde el 2013 Justo Zacarías Irún anunciaba la intención de los empresarios israelíes, y desde el 2014 es el propio gobierno el que anuncia que la empresa de Simón Falic estará con el proyecto.

Javier Balbuena, presidente de Conajzar, admitió que en setiembre del 2013, cuando asumió el cargo, incorporó condiciones para que empresas nuevas, recién formadas, puedan ingresar como concesionarias de juegos de azar.

Javier Balbuena, presidente de Conajzar, admitió que en setiembre del 2013, cuando asumió el cargo, incorporó condiciones para que empresas nuevas, recién formadas, puedan ingresar como concesionarias de juegos de azar. Contó que anteriormente los pliegos de bases y condiciones exigían que las empresas participantes tengan un historial de tres balances y una recaudación mínima determinada como para garantizar que se tratara de firmas ya asentadas hacía un tiempo en el país.
Balbuena explicó que en el actual pliego de bases y condiciones aprobado para la licitación se exige que los concursantes tengan contratos con operadores de casinos y una póliza de cumplimiento de contrato que sería ejecutada por el Estado en caso necesario. Balbuena consideró estos requisitos como más importantes que la antigüedad que tuviera la firma en el país.
De acuerdo con la modificación de los requisitos para concursar, se vinieron formando las empresas presididas por Óscar Morel Salomón, supuesto prestanombres de Javier Zacarías Irún y del consejero de Yacyretá Emilio «Tiky» Cubas Gusinky (primo del ministro de Industria y Comercio Gustavo Leite Gusinky), y los empresarios israelíes Simón Falic, Saúl Sotnik y Liron Klein.
Balbuena afirmó que sabía que Simón Falic es el empresario interesado en concursar en el llamado a licitación y contó que conoce a Morel Salomón como responsable de firmas de juegos de azar que fueron a Conajzar a hacer consultas. También señaló que Emilio Cubas, representante de los negocios de Falic en el Paraguay, es correligionario y amigo suyo.

El abogado Nicolás Russo presentó el año pasado una denuncia contra el pliego de bases y condiciones aprobado por Conajzar ante la Procuraduría General de la República y la Contraloría General, sin que hasta ahora se hayan tomado medidas.

El presidente de Conajzar explicó que el requerimiento a licitación está paralizado a las resultas de un informe final de las condiciones jurídicas del inmueble que él pidió a la ANNP y a otras instituciones públicas. Dijo que existe una medida cautelar sobre el terreno que les impide actuar y que de esto se percataron recién en febrero pasado.
Llamativamente, pese a todas estas circunstancias irregulares, el 3 de marzo pasado Horacio Cartes firmó el Decreto 6865 que autoriza el llamado a licitación. Designa, además, al ministro Gustavo Leite a firmar con la empresa ganadora del proceso licitatorio.
La medida cautelar se dio en un juicio iniciado por la Suisse Investment Corp SA, representada por Nabil Bahjat Nasser, luego de que la ANNP, a cargo del presidente Héctor Duarte, rescindiera el 8 de julio del 2014 el contrato que había firmado con la empresa el 24 de enero del 2013. El contrato fue autorizado por Fernando Nicora cuando presidía el anterior directorio de la ANNP y hablaba de un emprendimiento en 1,2 hectáreas en la zona primaria.
Fuente: abc.com.py