La operación, realizada el pasado 26 de junio, se enfocó en plataformas extranjeras usadas para organizar las apuestas.

La policía china ha lanzado una ofensiva contra tres redes de apuestas ilegales en línea a partidos de la Eurocopa en la ciudad de Pekín el pasado 26 de junio. La intervención policial ha desmantelado a tres grupos criminales y ha arrestado a 21 sospechosos. Además, durante la operación los agentes incautaron los dispositivos electrónicos utilizados para las apuestas, los libros de cuentas y las tarjetas bancarias relacionadas con estas actividades ilícitas.

Los individuos utilizan plataformas extranjeras para organizar apuestas durante el torneo europeo de fútbol de selecciones, según informa el diario chino ‘Beijing Daily’. Esto se debe al retorno de los premios, que son superiores al de la lotería deportiva en China. Y es que, en China, participar en cualquier forma de apuestas en línea es ilegal.

Las autoridades chinas piden a la población que mantenga una «actitud racional» durante los eventos deportivos, evitando participar en cualquier forma de apuestas en línea. También advierten sobre «el engaño y los peligros a largo plazo» del juego en línea, instando a los ciudadanos a «reconocer los riesgos y a resistir la tentación». Además, hicieron hincapié en la «importancia de proteger la privacidad personal».

Las apuestas en China

Mientras que el juego es bastante común en China, gran parte de la actividad está prohibida y algunos juegos de azar los controla el Estado. El problema al que se enfrenta en la actualidad China es la falta de control sobre un dinero que sale del país. Esto hace que las autoridades busquen una solución a este problema y conseguir que el dinero no salga del país.

El Gobierno está reformando el sector para hacerse al menos con parte del juego ilegal, mediante la creación de nuevas regulaciones, la introducción de nuevos sorteos rápidos, nuevas apuestas deportivas, el incremento de los porcentajes destinados a premios y el impulso de la lotería por Internet y telefonía móvil.

Fuente: ondacero.es