actualizado: 29 May 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Dimite un importante fiscal nipón que participó en juegos de azar con apuestas

El fiscal principal del distrito de Tokio, Hiromu Kurokawa, renunció hoy al cargo después de que surgieran denuncias sobre dos jornadas de juegos de azar en las que participó apostando con dinero, en medio del estado de emergencia sanitaria, informaron fuentes oficiales.

Kurokawa, encargado de la Oficina de la Fiscalía Superior de Tokio, estaba considerado como una figura muy próxima al primer ministro, Shinzo Abe, y era visto como un posible sucesor del fiscal general, Nobuo Inada, que abandonará su puesto en julio próximo.

En declaraciones a los periodistas, la ministra de Justicia, Masako Mori, confirmó que el fiscal principal había participado en dos jornadas de mahjong, apostando con dinero, el 1 y 13 de mayo, en un pequeña sala.

Las apuestas ilegales están prohibidas en Japón, y además las autoridades vienen impulsando una campaña para que la gente se quede en casa con el fin de evitar una extensión mayor de la pandemia de coronavirus.

La ministra de Justicia calificó la actitud del fiscal Kurokawa como «realmente inapropiada y extremadamente lamentable», entre otras razones porque participó en las timbas en medio del estado de emergencia sanitaria.

«Basados en estos hechos, Kurokawa fue advertido, y hace un rato presentó su dimisión, y será aceptada en la reunión del gabinete de mañana», dijo a los periodistas la ministras tras reunirse en su domicilio con el fiscal centro de la polémica.

Abe, por su parte, declaró a los periodistas que había hablado con la ministra y se había mostrado de acuerdo con aceptar la renuncia.

Kurokawa participó en esas dos noches de mahjong teniendo como rivales a representantes de dos medios de comunicación, los diarios Sankei y Asahi, pero las primeras denuncias sobre esas partidas fueron hechas por otro medio, el semanario Shukan Bunshun.

El fiscal ahora dimitido venía atrayendo la intención pública porque Abe quería extender la edad de retiro de los fiscales más allá de los 63 años, hasta los 65, para, según políticos de la oposición, beneficiar a Kurokawa y allanar su camino hacia la Fiscalía General.

De hecho, Kurokawa disfrutó en enero pasado de una dispensa oficial del Gobierno para poder seguir en sus funciones a pesar de haber cumplido la edad de retiro.

Fuente: msn.com

Etiquetada bajo