actualizado: 26 Nov 2021

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Dos futbolistas de Tercera aceptan dos meses de prisión por corrupción en apuestas deportivas

La corrupción en el fútbol con fines económicos ilícitos en apuestas deportivas vuelve a los tribunales. En esta ocasión en categorías inferiores con la segunda condena firme en la Comunidad Valenciana desde que se introdujo el delito de corrupción en el deporte en el Código Penal por llevar a cabo conductas encaminadas a alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de un encuentro o competición deportiva.

Dos futbolistas del Club Deportivo Acero, de la Tercera División Española, han sido condenados por conformidad este mismo lunes a dos meses de prisión por tratar de alterar el resultado de un partido disputado en febrero de 2016, contra el Club Deportivo Recambios Colón Valencia, en el Port de Sagunt.

Los dos capitanes del club saguntino han reconocido haber ofrecido mil euros al portero de su equipo que iba a disputar el citado partido como titular para que se dejase marcar un gol en el primer tiempo. El guardameta se negó hasta en tres ocasiones y alertó a su entrenador, quien viendo la “actitud sospechosa” de uno de los capitanes durante el desarrollo del partido, decidió sustituirlo.

No obstante, y aunque el Deportivo Acero acabó perdiendo el partido por 0-1 con un gol anotado en la segunda parte – en la apuesta constaba que el gol debía ser en la primera parte – el mero ofrecimiento de dinero con la intención de alterar fraudulentamente el transcurso del partido ya es constitutivo de delito.

El Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente una pena de tres años de prisión para cada uno de los dos futbolistas acusados, pero tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes, entre las que se encontraba la Liga de Fútbol Profesional y la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana como acusaciones, se les ha rebajado la condena a dos meses de cárcel. Además no deberán ingresar en prisión al sustituir la misma por el pago de 1.080 euros y una multa de 500 euros.

Los hechos se remontan al 28 de febrero de 2016, en el encuentro de Tercera División entre el Club Deportivo Acero y el Club Deportivo Recambios Colón Valencia, disputado en el estadio Fornas del Port de Sagunt. Según los hechos probados, tras el reconocimiento de los dos futbolistas acusados, en días previos al partido le trasladaron al portero que iba a jugar como titular en su equipo la “oportunidad” de recibir dinero si se dejaba marcar un gol en el primer tiempo.

Hasta en tres ocasiones le ofrecieron dinero por adulterar el transcurso de dicho partido, primero 300 euros, después 500, y un último intento de mil euros. Trataron de convencer al cancerbero argumentando que había mucho dinero en juego y esgrimiendo los problemas que tenían para cobrar lo que su propio club les adeudaba.

Pero el guardameta se negó “de forma rotunda” a participar en el amaño y puso los hechos en conocimiento del entrenador del equipo. Durante el encuentro, uno de los ahora condenados mostró una actitud sospechosa, “facilitando continuamente la posesión del balón al equipo contrario”, hasta que fue sustituido, según detallaba el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales, mientras que el otro acusado no llegó a participar al estar sancionado.

No ha quedado acreditado que finalmente los condenados recibieran beneficio económico alguno y el resultado final del partido, que perdió el Deportivo Acero por 0-1 no se vio afectado por las maniobras de los acusados.

Aunque antes de la vista oral los acusados seguían defendiendo su inocencia, dada la elevada pena a la que se enfrentaban, tres años de cárcel, han optado por reconocer los hechos y aceptar una pena mínima por la que no deberán ingresar en prisión, según han indicado fuentes jurídicas.

Un juzgado de lo Penal de Valencia ha dictado esta mañana sentencia ‘in voce’ en la que condena a ambos capitanes del Club Deportivo Acero a dos meses de prisión por un delito de corrupción en el deporte recogido en al artículo 286 bis 3 y 4 del Código Penal, con la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas. Asimismo se les sustituye la pena de cárcel por el pago de 180 días de multa, a razón de seis euros diarios, y otros 500 euros de multa. La condena conlleva dos meses de inhabilitación para el ejercicio del deporte profesional.

Se trata de la segunda condena en la Comunidad Valenciana por un delito de corrupción en el deporte relacionado con el amaño de partidos después de que en octubre de 2019 un jugador del UD Benigànim ya fuera condenado, por el mismo juzgado que ahora condena a los futbolistas del CD Acero, a seis meses de prisión y 700 euros de multa por un amaño denunciado en 2016 por el propio club y LaLiga de forma conjunta.

Fuente: laopiniondemurcia.es

Etiquetada bajo