En una cueva situada en el Gran Lago Salado, en el norte del estado de Utah, arqueólogos de las universidades de Alberta y Brigham Young han encontrado cientos de dados, palos tallados, aros y dardos entre otras piezas de juego que fueron utilizadas hace unos 800 años.

Los especialistas aseguran además que en la cueva y sus alrededores puede haber hasta 10.000 piezas más procedentes de todo el oeste de Norteamérica, según el portal Western Digs.

Los expertos estiman que los objetos encontrados pertenecían a un pueblo indígena que vivía en la cueva y fue el precedente de las culturas de los apaches y navajos. Los hallazgos corresponden al tiempo en que los integrantes de esta cultura acababan de inmigrar procedentes de Canadá y prosperaban en su nuevo hogar, explican los científicos.

En excavaciones anteriores, realizadas desde la década de 1930 se descubrieron objetos como ropa, calzado cuidadosamente fabricado, restos de bisontes y alces. Los nuevos hallazgos de piezas de juegos de azar arrojan nueva luz a la peculiar vida social que se desarrollaba dentro de la cueva.

Fuente: analitica.com