La directora general de Justicia e Interior del Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez, ha participado este martes en el III Foro Nacional del Bingo que se ha celebrado en Logroño.

Allí, ha expuesto que el bingo es el subsector del juego que cuenta con menos sanciones y el que genera más empleo e impuestos tributarios en la Comunidad aragonesa.

Asimismo, ha reconocido el buen funcionamiento del Registro de Jugadores Prohibidos (Rejup) en la Comunidad, formado por personas que se autoexcluyen voluntariamente de las salas de juego, de forma que no puedan acceder a estas. Júlvez ha anunciado además una campaña de identificación visual en los establecimientos para que puedan reconocer a estos ‘jugadores prohibidos’.

Júlvez ha intervenido en la mesa ‘Políticas públicas de Juego Responsable y de RSC en el sector del Bingo y en la Industria del Juego’, moderada por la directora general de Tributos de La Rioja, Cristina Bella, en la que también han intervenido el secretario de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda, José Antonio García; la directora general de Interior de Asturias, Pilar Alonso; y el gerente de la Confederación Española de Organizaciones de Empresarios del Juego del Bingo (CEJ), Juan José Sánchez.

La representante aragonesa ha explicado que el sector del bingo cuenta con catorce salones en la Comunidad, de los que uno no está activo. Las salas han facturado siete millones de euros en ventas entre enero y febrero, lo que supone una recaudación de alrededor de un millón de euros al mes por tributos.

LUDOPATÍAS

La clave principal para que el sector del bingo cuente con una cifra baja de sanciones, según ha subrayado la directora general, se encuentra en el buen funcionamiento del Registro de Jugadores Prohibidos (REJUP), formado por personas que deciden autoexcluirse voluntariamente por ludopatías u otras razones. Los establecimientos contrastan habitualmente sus nombres, antes de permitir la entrada de los clientes.

Para acceder a las autoprohibiciones y al juego responsable, el Gobierno de Aragón ha dispuesto un apartado en su página web, dentro de la sección ‘Salud Pública-Adicciones’. En él, se explica que la posibilidad de autoprohibirse la entrada a locales de juego, en concreto salones de juego, bingos, casinos y casas de apuestas, se debe realizar de forma presencial, rellenando un formulario y aportando la fotocopia del DNI o NIE.

Los interesados pueden dirigirse al Servicio de Autorizaciones Administrativas y Sanciones de la Dirección General de Justicia e Interior, ubicado en el paseo María Agustín, 36, de la capital aragonesa. Asimismo, también pueden llevar a cabo el trámite en las delegaciones territoriales del Gobierno de Aragón en Huesca y Teruel; o en la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma de Aragón, en las tres capitales de provincia aragonesas.

El periodo mínimo de la autoprohibición en el Rejup es de seis meses y se permite la elección de un periodo máximo, transcurrido el cual se cancela automáticamente la autoprohibición. Siempre que hayan pasado seis meses desde la inscripción, también se puede solicitar la cancelación con anterioridad al periodo de tiempo solicitado inicialmente, en cuyo caso el solicitante ha de abonar una tasa administrativa de 41,73 euros.

En las unidades de juego mencionadas se suele facilitar la instancia de autoprohibición para el juego de ámbito nacional. Una vez cumplimentada por el interesado, este documento se remite a la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio Hacienda y Administraciones Públicas, para su tramitación.

María Ángeles Júlvez ha anunciado durante su intervención en la capital riojana una próxima campaña en Aragón de Juego Responsable, con la que, a la entrada de los establecimientos, se procederá a identificar y comprobar que los clientes no figuran en el Rejup. «Queremos identificar los establecimientos que cumplan con el juego responsable para que los usuarios lo sepan», ha concluido.

Fuente: diariodelaltoaragon.es