Son las 16 horas y en la estación de autobuses de Plaza de Armas un hombre aborda a los viajeros que llegan y los que están a punto de subir al autocar para venderles el Cupón del Discapacitado de la Asociación Discade, que lleva colgados en su pecho.

«Sólo vale un euro y se usan los números premiados en cada sorteo de la ONCE», dice para convencer a los indecisos. Un conductor de autobús le pide un cupón y, a continuación, comenta jocoso: «Anda que si toca lo voy a cobrar».

La Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública, con competencias en materia de Juego y Apuestas, es taxativa al respecto: «La asociación Discade carece de autorización administrativa para la organización y celebración del juego de lotería que viene desarrollando». Por otra parte, en su informe anual del juego ilegal en España en 2017 y 2018, la ONCE incluye a Discade entre las organizaciones sin autorización para vender cupones. Según la ONCE, Discade tiene en Andalucía a 11 vendedores que venden cada años 166.000 euros en cupones ilegales.

La Policía adscrita a la Junta ha incautado en 2017 un total de 322 cupones a vendedores de Discade en Andalucía. «Se han abierto expediente sancionadores para multar esa actividad pero como no se ha logrado dar con la cabeza de la asociación, por ahora se están multando a los vendedores». La Junta advierte que puede sancionarse con multas de hasta los 300.000 euros a los organizadores del Cupón del Discapacitado por cometer una infracción «muy grave» de la normativa de juego y apuestas de Andalucía. Hasta ahora, los tribunales han ido desestimando los recursos presentados por organizaciones ilegales de juego, como OID, contra sanciones impuestas por las comunidades

El procedimiento que se sigue es el siguiente: las inspecciones las efectúan en las provincias los miembros de la Unidad de Policía Autonómica, que son los que levantan las correspondientes actas de infracción e intervención de boletos ilegales para, a continuación, remitirlas a los Servicios de Juego y Apuestas de cada Delegación de Gobierno, que instruirá los expedientes sancionadores hasta la fase de propuesta de resolución. Las resoluciones se elevan, por último, a la Dirección General de Patrimonio para dictar la sanción definitiva, por ser éste el órgano competente para resolver las infracciones tipificadas como muy graves.

Aspecto de los cupones

Los cupones de Discade se parecen mucho a los de la Once. En ellos se informa que de lunes a jueves Discade reparte en premios 20.000 euros y los viernes, 30.000 euros. ¿Cómo se efectúa el sorteo? Discade no hace sorteos. Cada cupón tiene un número y una serie. Según figura al dorso del mismo, Discade usa los mismos números del sorteo de la ONCE para dar sus premios, que -dice- son pagaderos al portador mediante la presentación y entrega del cupón.

ABC ha contactado con David López Heredia, cuyo teléfono figura en la web de Discade como delegado de la asociación en Sevilla, donde asegura que en una ocasión se pagó un premio de 10.000 euros. Cuando se le pregunta si tienen licencia para la venta de los cupones, David confiesa: «La verdad es que no sabemos si tiene autorización. Eso es mejor que llame a la central de Discae, en Galicia».

¿Cómo se cobran los premios? David López dice que los premios se cobran en metálico y los paga en mano el mismo presidente de la asociación. A la pregunta de quién es el presidente y cómo llamar a la central, este vendedor responde: «No lo sé y además no estoy autorizado a darle el teléfono, pero puede encontrarlo en la página web». En esa página no aparece teléfono de la central ni correo electrónico de la central de Discade. Tan sólo una dirección y un código postal: Rua do Progreso 64. Local 16 CP:32003.

Afirma Discade que tiene delegaciones en media España: Córdoba, Sevilla, Málaga, Granada, Cádiz, Huelva, Plasensia y Murcia. De las delegaciones sólo aparecen teléfonos móviles -la mayoría de los cuales no están operativos o no los coge nadie- y correos electrónicos. En los cupones que vende Discade se dice que con esa compra se está «colaborando con la creación de empleo de personas con discapacidad» pero la realidad es que la Junta de Andalucía no logra dar con la cabecera de la asociación, que -según su página web- está en Ourense.

El Gobierno andaluz recuerda que en el artículo 5 de Ley 2/1986, del Juego y Apuestas, se especifica que «son juegos prohibidos todos los no incluidos en el Catálogo de Juegos y Apuestas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y aquellos que estándolo se realicen sin la oportuna autorización o en la forma, lugares o por personas distintas de las que se especifiquen en los correspondientes reglamentos».

Fuente: abc.es