El Fiscal General del estado de Nueva York Eric Schneiderman declaró el martes que las ligas pagadas de Fantasy Football, como las que están en medio de una controversia por presunta información privilegiada entre sus empleados, representan apuestas ilegales en la entidad.

El comunicado de Schneiderman podría significar un duro golpe para la creciente industria, centrada en las empresas DraftKings y Fan Duel, las cuales ya son valoradas en 1.000 millones de dólares cada una.

En octubre diversos reportes indicaron que al menos un empleado de DraftKings o Fan Duel había ganado 350.000 dólares tras usar información no pública al jugar en el sitio de la compañía rival. Schneiderman dijo que su oficina ha enviado órdenes de cese y desista a ambas compañías.

«Es claro que DraftKings y FanDuel son los líderes de una estrategia masiva, de miles de millones de dólares con la intención de evadir la ley y atraer a fanáticos del deporte en todo el país«, indicó el Fiscal General estadal. «Hoy, hemos enviado un claro mensaje: no en Nueva York, y no bajo mi cuidado«.

«Nuestra investigación ha hallado que, a diferencia de ligas de fantasy tradicionales, las compañías de ligas de fantasy diarias están comprometidas en apuestas ilegales bajo la ley de Nueva York, causando los mismos tipos de dolores sociales y económicos que otras formas de apuestas ilegales, y engañando a los consumidores de Nueva York«, dijo Schneiderman.

Las ligas han dicho que sus operaciones están protegidas por la ley federal de 2006, que tiene exención para ligas deportivas de fantasy de la prohibición de apuestas que proceden de Internet.

«El juego ha sido jugado, legalmente, en Nueva York por años y años, pero luego de que el Fiscal General se dio cuenta de que podría conseguir cobertura periodística para él, decidió que un juego que ha existido por mucho tiempo, es repentinamente ilegal«, informó en un comunicado Fan Duel el martes desde su sede en Nueva York. «Este es un político diciéndole a cientos de miles de neoyorquinos que no tienen permitido jugar un juego que aman y comparten con amigos, familiares y jugadores en el país«.

A pesar de la solicitud hecha por Schneiderman, todavía no existe una orden para que las empresas dejen de operar en la entidad.

Fuente: upi.com