El Gobierno de Mazón crea un plan de inspecciones al sector del juego en la Comunidad Valenciana

Tras haber bendecido al sector del juego al eliminar la prohibición de los salones de juego cercanos a los centros educativos que promulgó el anterior Ejecutivo del Pacte del Botànic, el Gobierno de Carlos Mazón, formado por el PP y Vox, ha puesto en marcha un plan de inspección.

La consellera de Hacienda, Ruth Merino, ha publicado este martes en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana la resolución que aprueba el plan de periodicidad trienal, a modo de “herramienta apropiada para conocer el nivel de cumplimiento de la normativa vigente” y destinado a “perseguir y erradicar la práctica de los juegos prohibidos”.

El bipartito del PP y Vox, mediante enmiendas a la Ley de Medidas Fiscales, eliminó la distancia mínima de 850 metros respecto a los centros educativos para proteger a los menores de edad, a pesar de que tres de cada cuatro institutos en València tienen a menos de 500 metros una o más casas de apuestas.

El plan, en coordinación con la Delegación el Gobierno, adjudica a la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrito a la Comunitat Valenciana, la ejecución material de las funciones de inspección, vigilancia y control de las actividades del juego. La policía autonómica contará con la “colaboración” de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y de personal funcionario de la Generalitat Valenciana, con la consideración de agentes de autoridad.

El plan de inspección incluye la vigilancia y control de acceso a los establecimientos de juego para “proteger” a los menores de edad, a las personas con “reducidas capacidades intelectuales y volitivas”, que estén incapacitadas legalmente o inscritas en el registro de excluidos del acceso al juego.

Fuente: eldiario.es