Salón de juegos
Interior de un salón de juegos

Los decretos aprobados este viernes en el Consell de Govern relacionados con la Ley del Juego, el de apuestas deportivas y casinos, solventan todos los problemas administrativos que existían hasta la fecha y permiten a las empresas operar dentro de un marco normativo para no incurrir en ilegalidades.

El conseller de Treball, Comerç i Indústria, Iago Negueruela, señalaba: «La principal novedad es que Bruselas ha dado el visto bueno a los reglamentos de casino y salones de apuestas deportivas, de ahí que se evita la concentración de nuevos salones de juego en una misma calle y se posibilita, además, que cada casino pueda tener una sucursal en la isla que está instalado».

Otro aspecto que se incluye en la Ley del Juego, por petición del Consell Consultiu, es que se potencia al máximo la protección los menores y todos los aspectos relacionados con la ludopatia.

En la implantación de nuevos salones de juego y de apuestas deportivas, la regulación estipula que tiene que haber una distancia mínima de 500 metros en el caso de Palma y de 250 metros en los pueblos.

«Somos la única autonomía que establece esta limitación, porque el objetivo es no tener calles tipo Las Vegas. Esta norma fue consensuada con todas las partes afectadas, es decir patronales del juego y sindicatos», añadió el conseller.

Nuevos casinos

El otro gran cambio aprobado concierne a la actividad de los casinos.
El decreto permite a los casinos de Mallorca, Maó y Eivissa poder tener una sucursal en cada una de las islas en las que en estos momentos están operando, «pero en ningún caso superarán el 60 % de superficie que tienen destinada a la práctica de los juegos en sus instalaciones», apunta Negueruela.

Fuente: Última hora