Casino de Panamá
Casino de Panamá

Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), aseguró que el aumento en las recaudaciones se debe a la renovación de licencia de contrato para los casinos.

A pesar que las recaudaciones en los juegos de suerte y azar en el mes de octubre de 2017 aumentaron un 31% al totalizar $8 millones 217 mil 524, en comparación al 2016 cuando registró $6 millones 266 mil 832, expertos en el tema aseguran que la industria sigue bajando.

Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), aseguró que este aumento se debe a la renovación de licencia de contrato para los casinos, lo cual no es correcto, porque ese segmento no debe ser contabilizado.

De acuerdo con el último informe del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el monto por la renovación de contratos asciende a 2 millones de dólares, lo que incrementa las recaudaciones a $8 millones 217 mil 524.

Las actividades que se desarrollan en los casinos como salas de bingosmáquinas tipoC, y casinos completos han tenido una baja significativa.

La actividad en las salas de bingo cayeron un 43.9% al obtener un ingreso de 5 millones 391 mil 059 dólares, en relación al 2016 cuando registró la suma de 9 millones 618 mil dólares.
Las másquinas tipo C, disminuyeron un 14% al registrar un monto de 839 mil 601 dólares, mientras que en el 2016 recaudó 976 mil 450 dólares.

En tanto, los casinos completos bajaron un 2.6% al generar solo $1,598 mil 646, cuando en el 2016 recaudaron millón 640 mil 847.

Alfaro señaló que el impuesto de 5.5% que se le aplica a los jugadores provocó que dejaran de asistir a las salas de juego.

«En los casinos el volumen de jugadores es mayor y normalmente tiene que cambiar su dinero si obtuvo una ganancia, pero si pierde también tienen que pagar un impuesto y es allí donde esta el problema, lo que ha afectado la intensión de juego de las personas que iban a divertirse», manifestó.

Al referirse de las máquina tipo A, dijo que son totalmente diferente, ya que no son utilizadas por turistas, sino por otro tipo de jugador a volumen más pequeños.