En el día de hoy, representantes de las patronales del bingo estatal, CEJ – FEJBA y de la parte social, UGT – CCOO, han actualizado, el análisis de la realidad del sector desde 2022, poniendo el énfasis, en que aún existente, Comunidades Autónomas, con unas fiscalidad cercana a la confiscación, lo que provoca una amenaza de cierres de salas y empleo precario.

Poniendo el ejemplo en Andalucía, con una sustancial rebaja fiscal, se ha conseguido superar las ventas de 2019, año de pre-pandemia, dato que ninguna otra región, ha podido conseguir hasta la fecha. Ello indica que el camino es claro, a menos impuestos, más productividad y empleo.

La apuesta por el empleo de calidad, estable y por la formación, son otros de los grandes objetivos a perseguir; marcándose además el sector del bingo, como retos de futuro, la consolidación de los establecimientos como espacios de ocio y juego, la sostenibilidad de la actividad y el juego responsable.