actualizado: 6 Oct 2022

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

El Winamax Poker Open Madrid hace historia con un récord de 2.182 participantes

El español Omar del Pino se impuso en el Main Event del WPO y se llevó un premio de 130.000 euros. El español Omar del Pino se impuso en el Main Event del WPO y se llevó un premio de 130.000 euros.

Récord absoluto de participación, de premios y de diversión. De esta forma se podría definir el Winamax Poker Open Madrid 2022, que se ha celebrado en el Casino Gran Madrid de Torrelodones y que ha congregado ni más ni menos que a 2.182 jugadores. Una cifra de récord que, de hecho, convierte el evento de Winamax en el más multitudinario del mundo en mesa corta. El español Omar del Pino puso la guinda a una semana intensa de póker y entretenimiento con una victoria en el Main Event que le valió un premio de 130.000 euros.

Del Pino, uno de los líderes en fichas después del Día 2, tuvo una mesa final compleja, en la que la recuperación del jugador español fue gradual, pero finalmente pudo imponerse a su máximo rival, el francés Matthieu Lamagnère, que acabó segundo. Del Pino es uno de los jugadores más populares de la comunidad española. Ha ganado un sinfín de torneos en España; su mejor resultado hasta la fecha lo logró en su Marbella natal, cuando en 2019 se llevó 179.000 euros de premio. “Mi primera reacción llegando al casino fue de sorpresa al ver tantas mesas de 6-max. Era increíble. Juntar a 2.000 personas en un torneo en España, es algo que no había visto antes. Además, en short-handed, con más acción, los jugadores quieren jugar más manos… Es brutal, de verdad. Lógicamente, estoy muy contento de mi victoria en el torneo más grande 6-max del mundo, además. ¡El trofeo se queda en casa!”, explicaba un pletórico Del Pino. «Todo el evento ha sido una locura, de principio a final. No recuerdo una cosa así, el buen ambiente, el buen rollo, todo el mundo pasándolo bien. He ganado un par de torneos recientemente, pero nada comparado con éste, donde me lo he pasado en grande y con un juego increíble, que me ha ayudado a hacerme con la victoria».

El éxito del WPO

La presentación en sociedad de Winamax en Madrid no ha dejado indiferente a nadie. A quienes buscaban competición, la introducción de las mesas 6-max y las estructuras medidas al milímetro les han conquistado. Quienes se acercaron a tantear el ambiente, han descubierto mil y una maneras de pasarlo bien que nunca se habían visto en un festival por estos pagos. Lo cierto es que se ha hecho un récord: 2.182 jugadores en un torneo 6-Max, lo que significa que Winamax ha celebrado el evento de mesa corta más multitudinario del mundo. Y esto, claro está, no habría sido posible sin los jugadores y toda la gente que se ha acercado hasta este Casino Gran Madrid de Torrelodones en estos últimos 10 días.

Matthieu Duran, director de Eventos en Vivo de Winamax, valoraba tras el WPO que  “finalmente hemos podido tener el festival que esperábamos con un récord de afluencia que bate Lloret de Mar de 2019 y, como de costumbre en los eventos Winamax, una muy buena mezcla de aficionados, clasificados, profesionales, semi profesionales, invitados de prestigio, franceses, españoles… Todos impacientes por reencontrarse después de dos años de ausencia”.

Mucho más que póker: Compartir mesa con los Team Pro, Masterclass, Beer Pong…

Los eventos Winamax son mucho más que un evento de primer nivel mundial de póker. Los miembros del Team Pro de Winamax, entre ellos el número uno del mundo actual Adrián Mateos, se mezclan con todos los jugadores, comparten mesa, viven al máximo la experiencia y la comparten con todos los participantes. Y no solo eso, sino que ofrecen además una masterclass de auténtico lujo donde desgranan todos los detalles de su actuación en algún torneo: sus manos, por qué tomaron las decisiones, que variables contemplaron, qué riesgos asumieron, qué riesgos decidieron no correr y porqué.  En este caso en Madrid la Masterclass corrió a cargo de Adrián Mateos y Alex Romero. Como si Rafa Nadal Carlitos Alcaraz de tan una clase particular de tenis. Y todo ello sin olvidar el entretenimiento cien por cien Winamax: emoción, risas y mucha diversión post partida en el Beer Pong o noches con cierre a tope de adrenalina y música en el Bongo Loco. Mucho más que póker, una experiencia para recordar.

Etiquetada bajo