Casino de Coquimbo

La operadora de salas de juego ligada a la familia Martínez logró adjudicarse cuatro de las cinco plazas en disputa, con una amplia diferencia en los montos ofertados.

En Enjoy, ayer era todo celebración. En la tarde, los controladores de la cadena se reunieron con los trabajadores de su emblemático recinto de juegos en Viña del Mar. ¿La razón? La firma de los Martínez y del fondo estadounidense Advent se adjudicó cuatro de las cinco licencias municipales que estaban en juego: mantuvo la administración de Pucón, Viña del Mar y Coquimbo, y le arrebató Puerto Varas a Sun Dreams, operadora que solo se quedó con el recinto de juegos de Iquique.

El resultado se conoció en sesiones sucesivas del Consejo Resolutivo de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), en las que se abrieron las ofertas económicas de los diez proyectos postulantes. Participaron la propia Enjoy y Sun Dreams, conglomerado producto de la fusión de Dreams y la sudafricana Sun Internacional.

«Estamos muy contentos. En primer lugar, porque esto significa un impulso tremendo para cada una de las comunas donde están ubicados los casinos en cuestión; y segundo, porque hicimos ofertas responsables con la rentabilidad que estamos esperando», señaló Gerardo Cood, gerente general de Enjoy, respecto de los resultados.

Agregó que para la compañía, el aspecto más valorado de este concurso es poder invertir en el largo plazo (las licencias son por 15 años); sobre todo, en lugares emblemáticos como Viña del Mar, plaza que los Martínez han operado por 45 años. «Hoy en día es un casino que debemos elevar a nivel latinoamericano, como se merece», dijo Cood.

Conocedores del proceso aseguraron que el financiamiento de las ofertas con que ganó Enjoy estaría cubierto por el aumento de capital realizado por el grupo a principios de año y que las inversiones que harán en los casinos que se adjudicaron impulsarían los retornos.

Sun Dreams: «Hicimos ofertas responsables»

En el entorno de Sun Dreams había tranquilidad, pese a perder el casino de Puerto Varas, cuya participación compraron en 2010 al propio Enjoy. La empresa señaló a través de un comunicado que estaban satisfechos de obtener la licencia de Iquique, y «respecto a Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas, como compañía estamos seguros de que hicimos una oferta responsable, sustentable y acorde al potencial de cada ciudad».

Fuentes de la industria aseguraron que son llamativas las diferencias en las ofertas de ambos grupos. No obstante, desde el entorno de Enjoy defendieron sus ofertas y las calificaron también como responsables y sustentables.

En Pucón se dio la mayor diferencia porcentual entre ambos: Enjoy ofertó 121 mil unidades de fomento (UF) anuales, un 101,6% más que las 60.011 UF de Sun Dreams. En Puerto Varas, en tanto, Enjoy ofreció 151.501 UF, un 37,6% más que las 110.100 UF propuestas por Sun Dreams, pero suficiente para que la operadora ligada a los Martínez le arrebatara esta plaza a la chileno-sudafricana.

Para quedarse con Viña del Mar, Enjoy ofreció 831.123 UF, un 18,6% más que las 700.777 UF de Sun Dreams.

Sin embargo, la disputa por Coquimbo fue más llamativa: Enjoy propuso pagar 481.501 UF, un 92% más que Sun Dreams. Un actor señaló que sumando esta oferta y el 20% correspondiente al impuesto al juego (aplicable a todos los casinos en disputa), Enjoy estaría pagando en impuesto una cifra inédita.

El mercado reaccionó al resultado obtenido por Enjoy, pues ayer los títulos de la operadora cerraron con un alza de 3,78%, en los $61,5 por cada acción. Esta es su mayor alza diaria desde el pasado 26 de enero de este año, cuando subió 4,23%.

Fuente: economiaynegocios.cl