Foto propiedad de sportmedia.es - Todos los derechos reservados. Para uso escribir a contacto@sportmedia.es

Gabriel Alvarado, atleta nicaragüense de 19 años especializado en marcha atlética, ha sido acogido en Madrid como parte de los Programas Solidarios que Fundación Sportium y la Real Federación Española de Atletismo tienen puestos en marcha para promover la inclusión a través del deporte.

El programa solidario ha permitido al atleta continuar con sus entrenamientos y formación en España, con la Fundación Sportium haciéndose cargo de los trámites de visado, coste de billetes de avión, residencia y formación. Alvarado, de 19 años, reside actualmente en Madrid y recibe formación especializada como entrenador para personas con diversidad funcional o movilidad reducida.

Un desarrollo truncado en su país natal

Gabriel Alvarado es una de las grandes promesas del atletismo centroamericano, pero en Nicaragua, su país, no gozaba ni de instalaciones adecuadas al alto nivel competitivo ni de entrenadores especializados en marcha atlética. La RFEA, como parte de su acuerdo de colaboración con Fundación Sportium, recibió una solicitud de ayuda por parte de la Federación Nicaragüense de Atletismo para que Gabriel desarrollara su carrera deportiva y académica en España.

Ambas entidades se pusieron en marcha para analizar la viabilidad de la solicitud y diseñar un plan de acogida y desarrollo para Gabriel. Además de financiarle el curso de Animación Físico-deportiva para personas con discapacidad, impartido en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF), Alvarado ha sido incluido en el mismo equipo de entrenamiento que Raquel González, atleta española subcampeona de Europa en 35 km marcha, Mejor Atleta Española del año 2022 y embajadora de la Fundación Sportium.

Carrera por llegar a los Juegos Olímpicos

Recientemente el nicaragüense realizó una gesta histórica para su país al romper un récord nacional que se mantenía invicto desde hace más de tres décadas. En el Campeonato Nacional de Marcha Atlética celebrado en Zaragoza en el mes de febrero, Alvarado detuvo el cronómetro en 1:28:57 en la prueba de 20 kilómetros, superando los 1:29:30 donde hasta entonces estaba fijado el récord. Sin embargo, este pasado fin de semana, Gabriel ha participado en el Mundial de Marcha por Equipos celebrado en Turquía y ha vuelto a hacer historia, mejorando la marca que consiguió en Zaragoza con 1:27:29, estableciendo un nuevo récord nacional de Nicaragua.

Alvarado ha terminado en el puesto 58 de la general y seguirá luchando por conseguir la mínima olímpica para París 2024.

«Estoy totalmente agradecido a Fundación Sportium y a la Real Federación Española de Atletismo, ellos me han abierto las puertas y sin ellos este logro no hubiera sido posible”, ha expresado Alvarado al terminar la prueba.

Sobre sus aspiraciones deportivas, Gabriel ha dejado claro que su meta “es estar en unos Juegos Olímpicos y representar dignamente a mi país. Y con el apoyo de Fundación Sportium creo que lo podremos lograr”.

Para Gabriel, entrenar con el equipo español “es de lo mejor porque es un equipazo grandísimo de atletas”. En su equipo está Raquel González, embajadora de Fundación Sportium, hacia la que Gabriel solo tiene palabras de agradecimiento: “Raquel desde que llegué ha estado apoyándome con palabras de aliento, me ayudó mucho en mi primera concentración y es una buena persona”.

«Estamos orgullosos de poder apoyar a Gabriel en su camino hacia el éxito y en su sueño de participar en los Juegos Olímpicos de París de este verano», comenta Alberto Eljarrat, presidente de la Fundación Sportium. «Nuestro objetivo es ayudar a los atletas a alcanzar su máximo potencial, y estamos emocionados de ver lo que Gabriel puede lograr», ha añadido.

El presidente de la Real Federación Española de Atletismo, Raúl Chapado, ha expresado que «en la RFEA creemos en el poder transformador del atletismo solidario. Con el programa Atletismo Solidario RFEA, estamos construyendo puentes hacia los sueños, brindando oportunidades a quienes tienen el coraje de perseguirlos. Gabriel representa la esencia de esta iniciativa: determinación, pasión y superación. Le deseamos todo el éxito en su viaje hacia París, donde no solo podrá vivir su sueño, sino que llevará consigo el espíritu de aquellos que creen en él. Que su historia inspire a otros a creer en sí mismos y a perseguir sus propios sueños con valentía y determinación.»

Por su parte Raquel González, embajadora de Fundación Sportium y atleta olímpica, destaca que “es todo un honor poder trabajar y entrenar a diario con Gabriel y ver su compromiso y dedicación con el deporte. Desde Fundación Sportium estamos encantados de poder ayudar a atletas en situaciones de exclusión social para que puedan perseguir sus sueños y luchar por conseguirlos”.