Un representante de la División de Juego de Gibraltar especializado en asuntos de integridad deportiva ha asistido a un taller de alto nivel organizado conjuntamente por el Comité Olímpico Internacional y la UEFA en la Casa Olímpica de Lausana (Suiza). Se trataba de un seminario para optimizar la prevención en materia de apuestas deportivas fraudulentas y partidos amañados.

El coste del viaje, aclara el Gobierno gibraltareño, fue financiado por los organismos rectores del deporte internacional: «Ante la celebración este año de los Juegos Olímpicos y de la Eurocopa [de fútbol], la reunión sirvió de oportunidad para que todas las partes interesadas, incluidos los reguladores del juego de una serie de jurisdicciones (incluida Gibraltar), debatieran una estrategia coordinada para identificar actividades de apuestas sospechosas y prevenir el amaño de partidos (en competiciones) de forma proactiva», afirma un comunicado oficial.

En la temporada 22/23, la División de Juego de Gibraltar recibió 42 informes de integridad de apuestas por parte de operadores de apuestas y 13 solicitudes de asistencia de la Unidad de Movimiento Olímpico sobre Prevención de la Manipulación de Competiciones Deportivas. Además, según indican las autoridades gibraltareñas, participó en un gran número de comunicaciones a órganos de gobierno deportivos nacionales e internacionales (incluidas FIFA y UEFA), así como en el compromiso con las fuerzas del orden.

El mes pasado, la Asociación de Fútbol de Gibraltar (Gibraltar Football Association, GFA) acogió en el Peñón un seminario de la UEFA sobre el amaño de partidos al que también asistieron representantes de la División de Juego. Andrew Lyman, Comisario de Juego de Gibraltar, destacó al respecto: “El trabajo sobre la integridad en el deporte y el contacto con las partes interesadas en el amaño de partidos es una parte importante de nuestro trabajo que a menudo pasa desapercibida».

«Los operadores están obligados a notificar las actividades sospechosas en este ámbito y la División de Juego emplea su experiencia en mejorar las labores de inteligencia y asistir en el flujo legal de información a las autoridades competentes, incluidos los organismos rectores del deporte, para su posterior investigación.  La manipulación de la competición deportiva, mediante el amaño parcial o de partidos, socava la esencia misma de unos resultados deportivos justos e impredecibles. El próximo proyecto de ley sobre el Juego introducirá el delito penal de engaño en el juego, que servirá para disuadir aún más esta actividad”.

Fuente: campodegibraltarsigloxxi.com