La Policía Nacional de Lugo investiga las denuncias por este fraude, que suma ya centenares de afectados en todo el país. Expertos en ciberseguridad recomiendan utilizar «técnicas de ofuscación» cuando sea necesario facilitar el DNI.

Miles de lucenses realizan hasta el próximo 1 de julio la declaración de la Renta, que arrancó el pasado 3 de abril. Este año, Hacienda situó el juego online entre sus objetivos y la Agencia Tributaria envió por primera vez 164.000 avisos a contribuyentes que realizaron operaciones en casas y plataformas de apuestas para recordarles que tienen que declarar y tributar por las ganancias obtenidas.

Esta novedad no pasó desapercibida para las organizaciones delictivas, que pusieron en marcha un fraude que ya se conoce como la ‘estafa de la apuesta’. En Lugo, la Policía Nacional investiga más de una veintena de denuncias e insta una vez más a los ciudadanos a no facilitar sus datos personales por internet.

«La ciberdelincuencia supone ya alrededor del 20% de la criminalidad en la provincia»
El primer objetivo de estos estafadores es hacerse con el DNI de las víctimas, que sirve de pasaporte para el fraude. Tal y como explica el jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev) de la comisaría de Lugo.

El inspector Héctor Pérez Arias, para conseguir los datos, las organizaciones utilizan todo tipo de engaños. «Por lo general, las víctimas han facilitado previamente los datos sin saber que se los están dando a un estafador. Se pueden hacer pasar por su compañía de la luz o de telefonía y también es bastante habitual que utilicen falsas ofertas de empleo», comenta.

Cuando los delincuentes ya tienen los datos en su poder, se dedican a abrir cuentas en las casas de apuestas a nombre de las víctimas. De este modo, el dinero de las ganancias llega a la cuenta del estafador, pero Hacienda le reclama los impuestos de esos beneficios al titular del DNI.

«Las víctimas», explica el inspector, «no se dan cuenta de lo sucedido hasta que reciben una reclamación de Hacienda porque no han incluido las presuntas ganancias del juego online en su declaración, cuando ellos jamás han realizado ninguna apuesta».

El Incibe recomienda usar «técnicas de ofuscación» y ocultar ciertos datos

Para evitar caer en este tipo de estafas, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) recomienda realizar «técnicas de ofuscación» (también denominadas de enmascaramiento de datos) en aquellos casos en los que resulte inevitable tener que enviarle a alguien una copia de nuestro DNI.

Estas técnicas consisten, por ejemplo, en pixelar la fotografía que aparece en el documento o tapar la parte de los ojos con un rectángulo opaco para evitar que la persona sea identificable. Los expertos afirman que también es conveniente hacer lo mismo con la firma o incluso colocar una marca de agua —un texto sobreimpresionado— para dejar claro que no se trata de un documento original, sino que está modificado y que su uso solamente se autoriza para ese fin en concreto.

La Policía Nacional recomienda igualmente a los ciudadanos que oculten los siguientes datos cuando tengan que mostrar su documento nacional de identidad: la fecha de emisión, la fecha de caducidad, el nombre de los padres, el lugar de domicilio y la firma. «Con la fecha de emisión y/o de caducidad y el número de DNI, una persona puede acceder a la sede electrónica de la Administración con facilidad, sin necesitar más datos», comentan.

Cuando la prevención falla y la estafa ya está consumada, las fuerzas y cuerpos de seguridad recomiendan a las víctimas recopilar todas las evidencias posibles y denunciar los hechos de inmediato, para que los investigadores puedan seguir cuanto antes el rastro de los ciberdelincuentes.

Un buzón para afectados y un servicio de alerta

La denominada ‘estafa de la apuesta’ ha afectado a tantas personas en diferentes provincias del país que la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) —perteneciente al ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030—, ha habilitado un buzón de correo electrónico para que las víctimas puedan comunicar su caso: dgoj.pacs@ordenacionjuego.gob.es.

La DGOJ dispone además de un servicio de alertas por suplantación de identidad en plataformas de juego online, llamado PhishingAlert, que avisa a los usuarios cuando alguien se registra con sus datos en casas de apuestas. Cualquier persona mayor de edad y residente en España puede solicitar el alta en este servicio, ya sea de manera presencial o en línea.

El Incibe alerta de una campaña fraudulenta que suplanta a la Agencia Tributaria
Desde el Incibe recomiendan además a todos los ciudadanos realizar ‘egosurfing’ para comprobar qué información hay sobre ellos mismos en internet, haya sido publicada por el interesado o por terceros, de forma legítima o ilegítima.

Esta práctica consiste en utilizar las redes sociales y los buscadores de internet, como Google, utilizando términos de búsqueda relativos a uno mismo, como el nombre, la dirección, el correo electrónico, el número de teléfono o el DNI, entre otros.

«Se trata de una buena práctica que cada persona debería realizar periódicamente para saber qué se dice de él o de ella, cómo se dice, quién lo dice y con qué objetivo, identificando así posible información que no debería estar publicada o que se quiere eliminar», concluyen.

Una banda logró 4 millones de euros con esta argucia

Hace apenas cinco meses, agentes de la Policía Nacional en Málaga ya desarticularon un grupo criminal cuyos integrantes se dedicaban presuntamente a usurpar la identidad de terceras personas para realizar apuestas en plataformas de juego online, una actividad ilícita que llegaría a reportarles cuatro millones de euros en sólo un año fiscal.

Los agentes detuvieron a seis personas en Madrid y Logroño por los delitos de estafa, falsedad documental, usurpación de identidad, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, La Policía calcula que el número de víctimas de este grupo asciende a 210 personas.