La resolución se alcanzó en el Tribunal de Distrito de Nevada de los Estados Unidos.
La acción legal comenzó cuando IGT presentó un reclamo de que Acres había violado al menos cuatro de sus patentes relacionadas con apuestas sin efectivo a través de un sistema de gestión de casino.

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos rechazó los reclamos de IGT contra Acres en noviembre.

Los términos del acuerdo no han sido anunciados.

«IGT se complace en llegar a un acuerdo mutuo con Acres que resuelve todas las disputas entre nosotros. Esto nos permite dedicar nuestros recursos colectivos donde estén mejor atendidos, impulsando la innovación continua en el apasionante y cambiante espacio de los juegos sin efectivo«, dijo Nick Khin, IGT. Director de operaciones de juegos.

John Acres, director ejecutivo de Acres, agregó: «Estamos encantados de dejar atrás este asunto y trabajar cooperativamente con IGT para crear nuevas y emocionantes experiencias de juego que puedan aumentar tanto el disfrute de los jugadores como las ganancias del casino».