En octubre del año pasado, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) publicó el reglamento de la ley N° 31557, que crea el impuesto a los juegos de apuestas deportivas online.

Con ello, desde abril las cerca de 50 empresas que ofrecen este tipo de servicios en Perú empezaron a pagar el 12% de su utilidad neta al Estado.

Aún cuando en dicha ley estaba contemplado que tributaran las empresas no domiciliadas (extranjeras), no quedaba claro el proceso. Es en esta línea, que intervino el Congreso de la República, quien hizo modificaciones a la N° 31557.

Pese a todo ello, parece que aún hay trabas para que esto se concrete, pues, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apunta a nuevos cambios.

En la sesión parlamentaria donde el Gabinete Adrianzén solicitó el voto de confianza, el ministro de Economía y Finanzas, José Arista, anunció la intención del Poder Ejecutivo de presentar una norma para modificar la Ley N° 31557 con el objetivo regular diversos aspectos para la aplicación y recaudación del impuesto sobre los juegos y las apuestas deportivas a distancia.

El ministro Arista enfatizó la necesidad de establecer un marco normativo que permita el pago adecuado y declaración de este impuesto por parte de las empresas de apuestas extranjeras que operan en el Perú. Argumentó que, dado que los juegos presenciales ya están sujetos a gravámenes, resulta justo y equitativo que los juegos a distancia también estén sujetos al mismo régimen tributario.

Esta propuesta, de ser aprobada por el Congreso, tendría implicaciones significativas en el ámbito de las plataformas de juegos y apuestas en línea, pero sobre todo, en la recaudación pública.

La ley N° 31557, que fue aprobada en agosto de 2022, llevaba más de un año sin reglamentación. Luego modificada en junio del año pasado al percatarse que su redacción solo gravaba a las empresas nacionales y dejaba fuera a las que operan en línea, que representan el 70 % de la actividad de juego y apuestas deportivas a distancia.

Fuente: gestion.pe