Gianni Infantino, presidente de la FIFA

En un esfuerzo por preservar la integridad del fútbol mundial, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha declarado una política de tolerancia cero hacia los jugadores involucrados en apuestas ilegales.

Durante una conferencia en Zurich, Infantino enfatizó la necesidad de medidas estrictas para erradicar esta práctica que amenaza la credibilidad del deporte.

“No podemos permitir que las apuestas ilegales corrompan nuestro juego. La FIFA será implacable en su lucha contra cualquier forma de manipulación,” afirmó Infantino. Su declaración llega en un momento crítico, con varios casos recientes de jugadores involucrados en escándalos de apuestas que han sacudido el mundo del fútbol.

Infantino subrayó que las sanciones serán severas para aquellos que se vean implicados en actividades ilegales de apuestas. “Los jugadores que participen en estas prácticas enfrentarán prohibiciones prolongadas y posibles acciones legales. Debemos proteger la integridad de nuestro deporte,” añadió el presidente de la FIFA.

La FIFA ha estado trabajando en colaboración con federaciones nacionales y organismos internacionales para monitorear y prevenir la manipulación de partidos. El uso de tecnología avanzada y la cooperación con agencias de seguridad han sido claves en la identificación y persecución de los responsables de estas actividades ilegales.

El anuncio de Infantino ha sido bien recibido por la comunidad futbolística, aunque algunos jugadores y entrenadores han expresado preocupaciones sobre la implementación de estas políticas. “Es esencial tener reglas claras y justas, pero también debemos asegurarnos de que los jugadores tengan acceso a educación y recursos para evitar caer en estas trampas,” comentó un representante de la FIFPro, la asociación mundial de futbolistas.

La FIFA también planea lanzar una campaña educativa global para concienciar a jugadores, entrenadores y personal técnico sobre los riesgos y consecuencias de las apuestas ilegales. “La prevención es tan importante como la sanción. Debemos asegurarnos de que todos entiendan los peligros y las implicaciones de participar en estas actividades,” dijo Infantino.

Este movimiento por parte de la FIFA se produce en un contexto de creciente preocupación por la influencia de las apuestas en el deporte. En países como Brasil y España, los escándalos de manipulación de partidos han llevado a investigaciones extensivas y a la implementación de nuevas regulaciones para combatir el problema.

Fuente: futbolete.com