Gran Hotel Zurbarán

El propietario de Río vende su participación en la corporación Gran Casino Extremadura a su socio. La operación final está en estudio y pendiente del visto bueno de los órganos de la competencia.

El propietario de Río vende su participación en la corporación Gran Casino Extremadura a su socio. La operación final está en estudio y pendiente del visto bueno de los órganos de la competencia

El empresario se las ha vendido a su socio Orenes, por una cifra de en torno a los seis millones de euros. De este modo, Orenes se queda con el 100% de esa sociedad, al tiempo que Iniesta mantiene el 100% de Río, según las mismas fuentes.

La operación de compraventa del Gran Hotel Zurbarán se efectuó mediante contrato privado el 27 de diciembre pasado, si bien no se ha escriturado aún por estar pendiente del visto bueno de los órganos de la competencia, según ha podido saber este diario. De este modo, Orenes e Iniesta se quedan con el 80% de la propiedad del Gran Hotel Zurbarán, y el 20% restante un tercer socio o sociedad.

CONCURSO Y REFORMA / El Hotel Zurbarán se inauguró a finales de los años 60, propiedad de la familia Martínez Pinilla, con visita del entonces ministro Fraga, siendo el hotel de mayor rango de la ciudad durante décadas.

La empresa entró en procedimiento concursal el 26 de julio de 2013, quedando su gestión en manos de un administrador concursal nombrado por el Juzgado de lo Mercantil, que aclaró en octubre de ese mismo año que la gestión de la propiedad estaba intervenida pero no suspendida. El concurso no ha sido rescindido totalmente y lo asume la nueva propiedad.

Fue en 2015 cuando adquirieron el hotel Perera y Moreno, llevando a cabo una remodelación del mismo y renovando 111 de las 255 habitaciones que tiene el establecimiento. Esta remodelación fue dada a conocer socialmente en el transcurso de un acto de inauguración oficial de la reforma, el pasado mes de octubre.

Además de los citados propietarios, estos han estado asociados a grupos de gestión hotelera como Barceló, Husa y en la actualidad a Sercotel, en cuanto a las habitaciones se refiere. Pues en el de la restauración, que fue un referente durante muchos años, tiene uno gestor diferente, así cuenta con otro aparte para la sala del bingo.

Por otro lado, no ha trascendido el proyecto, ni las previsiones, que tienen los nuevos propietarios del Gran Hotel Zurbarán para el corto plazo, ni para el futuro, en un establecimiento que sigue siendo una referencia en Badajoz.

Fuente: lacronicabadajoz.com