actualizado: 24 Jun 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Junta de Control de Juegos de Panamá ordena interconectar tragamonedas

La Junta de Control de Juegos ordenó que las máquinas tragamonedas tipo A y tipo C estén interconectadas con los servidores de la institución para verificar en tiempo real el monto de las apuestas que manejan estos equipos.

En la Gaceta Oficial del 9 de marzo se publicó la resolución 1 del 15 de enero de 2018, en la que se especifican los puntos que deben cumplir los operadores de juegos de azar para instalar el sistema de interconexión.

El costo del sistema y la interconexión correrá por parte del operador de juegos. Adicional al costo del sistema, las empresas deberán pagar 5 mil dólares a la JCJ para habilitar la interconexión.

Además, tendrán que suministrar el equipo para que el personal de la institución haga el monitoreo en tiempo real.

Las máquinas tipo A permiten múltiples apuestas por jugada, mientras que las de tipo C solo aceptan una apuesta máxima de 3 dólares, y el premio máximo que pueden pagar no excede los 200 dólares.

Las tragamonedas tipo A operan en los casinos completos, que son aquellos que funcionan en hoteles de más de 300 habitaciones, pero esta variedad de juego es controlada por la empresa Gaming & Services de Panamá, que controlará 29 salas en todo el país.

La pasada administración extendió hasta 2037 la concesión de Gaming & Services de Panamá.

Se calcula que en el país hay más de 6 mil máquinas tipo C, pero se desconoce cuántas operan por provincia, ya que los operadores tienen libertad de trasladar el equipo sin la obligación de notificar del cambio.

A diferencia de las mesas de juegos y máquinas tipo A, que transfieren a la JCJ un porcentaje de las apuestas, las tipo C solo pagan 150 dólares al regulador cada mes.

Al no estar conectadas a ningún servidor, es imposible saber el monto de apuestas que manejan.

Por esta razón, los bancos estadounidenses que ofrecen el servicio de corresponsalía a sus pares panameños ejercieron presión el año pasado para que las entidades financieras minimizaran sus relaciones con los negocios vinculados a los juegos de azar.

Esta coyuntura llevó a los bancos en el país a cerrar las cuentas que mantenían las empresas, y solo el Banco Nacional permite ciertos depósitos para el pago de impuestos.

A través del sistema de interconexión, la JCJ podrá verificar el monto de apuestas, la cuantía de los premios regulares y extraordinarios pagados por cada máquina.

Asimismo, en los informes, que serán diarios, mensuales y anuales, se podrá conocer si los créditos fueron transferidos de máquinas.

Una vez instalado el sistema de interconexión, el operador deberá actualizar la plataforma tecnológica cada dos años, pero con una previa autorización de la JCJ.

El año pasado se apostaron 2 mil 271 millones 180 mil dólares, de los cuales mil 964 millones de dólares correspondieron a máquinas tipo A.

Actualmente, hay 83 locales de apuestas en el país, 61 en la provincia de Panamá; seguida de Chiriquí, con 6; Colón, con 5; Coclé y Herrera, con 4, respectivamente; y Veraguas tiene 3.

Fuente: prensa.com

Etiquetada bajo