El organismo alega que casinos y operadores de tragamonedas de Puerto Rico recibirán más ingresos a costa del fisco, pero el gobierno asegura lo contrario.

La Junta de Supervisión Fiscal(JSF) lanzó una nueva advertpuerto rico,ccasinos,tragamonedas,encia contra el gobierno y el gobernador Pedro Pierluisi por aprobar legislación que, a su juicio, afectaría los recaudos del gobierno, sin presentar alternativas para remplazar la pérdida de ingresos que vería el fisco.

 distribuciones que recibirían casinos y operadores de tragamonedas en Puerto Rico. El estimado de la JSF es que las nuevas disposiciones resultarán en una reducción de $14 millones al fisco.

El gobierno, sin embargo, aseguró que la ley es beneficiosa en su repartición y que la medida no tendría el impacto fiscal que alega la JSF.

De acuerdo con la Ley 116 de 2023, cuando las tragamonedas produzcan ingresos sobre los $315 millones, el porciento para los casinos y dueños de tragamonedas será mayor que antes. El análisis de los defensores de la legislación es que, con el nuevo modelo de distribución de los ingresos por tragamonedas, los presupuestos que reciben dinero de tales juegos –como es el caso de la Universidad de Puerto Rico– aumentarían sus ingresos porque la fórmula se basaría en los recaudos brutos y no en los recaudos netos.