Eric Iván Ríos
Eric Iván Ríos, secretario de la Junta de Control de Juegos de Panamá, durante la III Cumbre iberoamericana del Juego celebrada en Ciudad de México

Para financiar el aumento de pensiones hasta un máximo de 1,500 dólares, se contemplan el gravamen de 7% a los envíos de remesas, un impuesto a la ganancia neta máquinas tragamonedas y centros de apuestas, equivalente al 5%.

Además, se redistribuiría el impuesto de la cerveza, que es de un 20%, para que sirva en parte para pagar estos aumentos.

Crispiano Adames fue el diputado proponente de este proyecto de ley de aumento a los jubilados.

El actual proyecto establecería que los que cobran de $175 a $500 tendrían un aumento de $60; de $501 a $1,000 un incremento de $45 y $1,001 a $1,500 subirles solo $35.

Ahora el proyecto debe ser enviado al Órgano Ejecutivo para que sea aprobado o rechazado.

El diputado Leandro Ávila aseguró que se hizo un esfuerzo responsable para no usar recursos de la Caja de Seguro Social (CSS).

Ávila explicó que pensó en impuesto de las remesas porque «son $800 millones que salen de Panamá».

«Habría que ver que áreas de financiamiento puede explorar el Ejecutivo», indicó Ávila.

El proyecto de ley también establece que los aumentos a las jubilaciones se revisen cada dos años.

Fuente: tvn-2.com