Casinos
Casino

Fueron 382 consultas las que formaron los interesados en postular por una plaza en las siete comunas con casinos municipales, dudas que fueron respondidas hace unos días por la Superintendencia de Casinos de Juegos.

De acuerdo a la información proporcionada por el ente regulador, del total de las interrogantes 284 se respondieron de manera explicativa remitiéndose a las mismas bases y su metodología; 25 se respondieron en base a normas jurídicas; mientras que 56 casos no eran pertinentes ni a las bases ni a su metodología; y 17 preguntas se respondieron remitiéndolas a la Circular de Oficio que elaboró la Superintendencia de Casinos de Juego para cada comuna, con el objetivo de precisar algunos aspectos de las bases.

“Las contestaciones en su gran mayoría remiten a las mismas bases o realizan aclaraciones de las mismas, sin necesidad de realizar modificaciones al proceso y permitiendo la continuidad de la preparación de las ofertas”, explicó a través de un comunicado la Superintendencia de Casinos y Juego.

Pero desde la industria comentaron que las respuestas no los dejaron totalmente satisfechos, ya que, por ejemplo, no se considera la condición de garantizar los 70 kilómetros que debe existir para que se instale otro casino. “La SCJ estima que está fuera de la bases”, dice una fuente cercana al proceso refiriéndose a que hay casos donde en ese radio existen casinos ilegales.

Otra duda es qué pasará con los inmuebles que están definidos por las bases, haciendo alusión a las sedes de Viña y Arica, donde la municipalidad arrienda los lugares. La duda es si esto seguirá así o habrá una variación. Otra fuente del sector añade que existe una alta probabilidad de incumplimiento con los plazos, dado que consideran muy difícil que en dos años se logre levantar una sala de juegos.

Y van más allá, porque apunta al resguardo de la próxima licitación de los recintos. “¿Qué va a pasar con la empresa que se adjudique el casino de Iquique? Lo va a construir, ojalá dentro del tiempo estimado, ¿pero en 15 años más, sino se readjudica el recinto, se debe demoler todo y comenzar de cero?”, comentan.

SCJ no aprovechó oportunidad
“La SCJ no aprovechó la última oportunidad que tenía para corregir deficiencias en la ley y reglamento”, agrega una fuente conocedora del proceso.

Es que según comentaron desde la industria, ésta era la oportunidad del regulador para “entregar confianzas a los inversionistas”. Añaden que las aclaraciones emitidas demuestran que las modificaciones contenidas en la nueva ley, el nuevo reglamento y las bases fueron “muy genéricas”.

“Lo que está presentando son interpretaciones que en algunos casos sobrepasan los mandatos legales y que no se hacen cargo de todos los problemas que oportunamente les hicieron ver desde la industria”, enfatizó.

Fuente: df.cl