La Generalitat no sabe cómo cómo se llamará finalmente el macrocomplejo de ocio junto a Port Aventura. Según ha podido saber RAC1, no se puede usar el nombre de BCNWORLD porque tiene registrado Veremonte, la promotora inicial del proyecto.

La empresa de Enrique Bañuelos se echó atrás y no hizo efectiva la opción de compra que tenía en los terrenos de La Caixa. Ahora esta opción la tiene, durante un año y medio la Generalitat, que por tanto, hará de promotora del proyecto pero no tiene los derechos para usar el nombre.

Veremote tiene registrado BCNWorld y BarcelonaWorld. Aunque la decisión sobre el nombre promocional del macrocomplejo deberá decidir con las empresas inversoras que acaben ganando el concurso público para las licencias de juego. Y la empresa todavía opta a construir dos de los cuatro resorts junto con las empresas Melco y Hard Rock.

Ahora, de momento, los documentos, la Generalitat utiliza el nombre inicial que se dio a esta zona y que tiene poco atractivo comercial: Centro Recreativo y Turístico de Vilaseca y Salou. Ha desaparecido el logotipo de BCNWorld que hizo famoso Veremonte y que promocionó con eventos internacionales como la Fórmula E de vehículos eléctricos.

El nombre llevaba polémica en el territorio, que se sentía ignorado y que quería otras marcas como Costa Dorada. También en la ciudad de Barcelona, que no quería ver su marca relacionada con el juego. El ayuntamiento en pleno, incluido el alcalde, pidió que no se usara y también presentaron un recurso en la Oficina de Patentes.

El siguiente paso para empezar a construir el macrocomplejo es ahora el plan director urbanístico de la zona. La Generalitat prevé que esté aprobado en verano. Hoy, darán detalles a los agentes económicos y sociales del Camp de Tarragona.

Fuente: lavanguardia.com