El Gobierno catalán ya tiene listo el proyecto inicial del Plan Director Urbanístico (PDU) que marcará las bases urbanísticas de BCN World y su entorno. Les explicará los detalles esta tarde a representantes de diferentes ámbitos en Tarragona. Allí tendrá que reconocer que en los terrenos anexos a los resorts donde se construirán casinos, hoteles y comercios de lujo también se podrán construir pisos. Una promoción que el Gobierno catalán siempre había negado, incluso cuando el operador de juego chino Melco anunció su acuerdo con Veremonte y desveló, como publicó EL PAÍS, que en el recinto se podrían construir hasta 5.000 casas. Entonces el diputado Albert Batet, portavoz de CiU en los temas referentes a BCN World, fue tajante en el Parlamento: “No habrá vivienda”.

Entonces CiU necesitaba todavía el apoyo del PSC para aprobar la ley de BCN World, imprescindible para rebajar la fiscalidad a los casinos (del 55% al 10%)que reclamaba el promotor inicial del proyecto, Veremonte. Ahora, superado aquel trámite gracias a los votos socialistas, el Departamento de Territorio ha redactado el PDU, que solo requiere de la aprobación del Gobierno catalán. Y prevé que, según fuentes informadas sobre su redacción, se puedan construir entre 2.300 y 2.700 viviendas en los terrenos afectados por el PDU. A la práctica, según informaron otras fuentes, se trata de mantener el planeamiento vigente ahora, aprobado en 2006.

La construcción de nueva vivienda quedará fuera de las 150 hectáreas sobre las que la Generalitat tiene una opción de compra con La Caixa por 110 millones de euros, después de que en diciembre asumiera la promoción de los terrenos tras la retirada de Veremonte. En ese espacio se prevén construir cuatro resorts de BCN World. En el resto de espacio incluido inicialmente en el proyecto por Veremonte (de unas 500 hectáreas), que seguirá siendo propiedad de la entidad financiera, es donde se podrán hacer pisos.

La habilitación de promoción inmobiliaria en la zona pone en peligro el apoyo del PSC al Gobierno catalán que, de momento, no se reunirá hoy con los representantes del Ejecutivo por supuestos problemas de agenda de los representantes socialistas. Asimismo, las explicaciones del Gobierno poco antes de que el Parlamento tenga que votar una moción de ICV-EUiA que incluye la derogación de la ley de BCN World.

Grupo Peralada, uno de los grupos que ha sido preseleccionado para adjudicarse una licencia de casino en BCN World, ya conoce los planes iniciales de la Generalitat, después de la reunión que mantuvo la semana pasada con el Gobierno catalán. La próxima semana le toca el turno a Melco y también se prevén otras reuniones con Veremonte, si bien el protagonismo del grupo de Enrique Bañuelos se ha reducido de forma ostensible: ha pasado de promotor del proyecto a mero socio de otras compañías para operar dos casinos (uno junto a Melco y otro junto a Hard Rock).

Fuente: elPais.com