actualizado: 15 Oct 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

La industria del desarrollo del videojuego reclama mejoras fiscales para ser más competitiva

La industria del videojuego se consolida pese a su juventud en nuestro país. La presencia de José María Lasalle, secretario de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital y Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, en la presentación del Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos, así lo corrobora.

Sin embargo, el sector aún reclama medidas fiscales y una nueva ley de crowdfunding para que los estudios, empresas que desarrollan estos productos, sean competitivos.

En 2016 el sector productor de videojuegos españoles facturó 617 millones de euros, un 21 % más que 2015, e incrementó su plantilla un 22 %, alcanzando los 5.440 profesionales, según revela citado Libro Blanco en su edición 2017, presentado este miércoles  en Madrid por la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV) con el apoyo del ICEX España Exportación e Inversiones.

Este estudio, que en las primeras tres ediciones acumuló más de 45.000 descargas, recoge los principales datos de la industria española de desarrollo de videojuegos, investiga sobre las tendencias que va a seguir la producción de contenidos interactivos, y evalúa sus necesidades, dando traslado al Gobierno y al resto de las Administraciones Públicas de las recomendaciones imprescindibles para el impulso de este importante sector.

En este sentido, Javier Rodríguez cofundador y director creativo de Ralight Solutions, estudio de videojuegos y Vocal de la junta directiva de DEV, atiende a CONFILEGAL tras dicha presentación de la citada publicación “Con esta publicación hacemos un análisis de la industria de videojuegos en España a través de una amplia encuesta representativa”. A nivel.

La radiografía de este sector es de una industria con pequeñas compañías o estudios que facturan muy poco “Están integradas por programadores, diseñadores muy enfocados a producto y poco negocio. Les falta un empujon en el sector, tanto a nivel público como privado para que dichos estudios crezcan en tamaño y sean más competitivos”.

A nivel fiscal, las propias recomendaciones del Libro Blanco se centran en varias cuestiones : “creemos que haría falta una modificación del articulo 36.2 del Impuesto de Sociedades para que la industria del videojuego cuente con incentivos fiscales para la producción dentro del Estado, la mejora fiscalidad del I mas D y la ley de crowfunding.”

Sobre la citada Ley de crowfunding; recaudar fondos a través de una plataforma tecnológica “ es una de las fuentes de financiación a la que acuden muchas empresas del sector para que sea una tributación más agil y burocrática. Ahora mismo el crowdfunding en España es un quebradero de cabeza”, indica Rodríguez.

Otra medida sería ayudar en la cuota de autónomos a los estudios que empiezan “hasta que facturasen algo”.

De hecho en la actualidad, ee media, el 91 % del capital social de las empresas españolas de videojuegos procede únicamente de los socios fundadores; el 92 % de ellas financia su operativa con medios propios, y el 48 % también lo hace autofinanciándose con los ingresos de su propia actividad.

Ayudas públicas al sector

Este año se ha analizado la presencia de la mujer en esta industria “del total de jugadores, un 44% son mujeres, cifra elevada, y sin embargo solo hay un 17% de mujeres trabajando en el sector, muy inferior a lo que debería ser”.

Fuente: confilegal.com

Descargar el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017

 

Etiquetada bajo