José Antonio de Santiago-Juárez durante la inauguración del XI Congreso de Juego de Castilla y León
José Antonio de Santiago-Juárez durante la inauguración del XI Congreso de Juego de Castilla y León

La Junta de Castilla y León ha aprobado hoy el proyecto de ley de Medidas de Reducción de Cargas Administrativas para la Dinamización Empresarial, que modificará tres leyes autonómicas para «ponérselo fácil» a los empresarios de la Comunidad, a quienes espera ahorrar unos 6,5 millones anuales.

El vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha confiado en que estos cambios normativos y este ahorro en tramitaciones y simplificación del ‘papeleo’ servirá a los empresarios para acometer nuevos proyectos y para «generar más empleo».

En concreto, las leyes que serán modificadas de prosperar esta iniciativa serán las de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad, la Reguladora del Juego y de las Apuestas y la de Montes.

Las estimaciones de la Junta de Castilla y León son que con la aplicación de esta nueva normativa se reducirán a un día algunos plazos administrativos que hasta ahora pueden extenderse durante varios meses.

Los cambios afectarán inicialmente a los restaurantes, las industrias agroalimentarias, explotaciones ganaderas, establecimientos sanitarios sin internamiento e industrias vinculadas a los recursos forestales, que verán reducidos algunos plazos y exigencias a la hora de abrir o poner en marcha nuevas líneas de negocio, como la posibilidad de ubicar una máquina tragaperras en un bar.

En el caso de la modificación de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, el principal cambio radica en que se sustituye la exigencia de una licencia ambiental para abrir un negocio por una simple comunicación, con lo que logra reducirse el plazo de dos meses a un día.

Otros trámites como el establecimiento de horarios, las condiciones de admisión a un local y la ubicación de máquinas tragaperras también se ven beneficiados por estos cambios normativos, que prevén también para el sector del juego unas modificaciones que harán más fácil su implantación.

En concreto, los casinos, bingos, salones de juego y casas de apuestas verán cómo las distancias que deben mantener sus ubicaciones respecto a colegios se iguala a los 300 metros, de lo que principalmente se beneficiarán los bingos, ya que hasta ahora «chirriaba», en palabras del consejero, que su alejamiento tuviera que ser de un kilómetro.

De Santiago-Juárez ha recordado que el sector del juego en Castilla y León absorbe el 20,3 por ciento del negocio del sector servicios y unas 65.000 personas están ocupadas en unos 22.000 establecimientos vinculados al mismo, por lo que confía en que este sector se vea favorecido con un ahorro de unos 3,5 millones de euros.

En el caso de la modificación de la Ley de Montes, los cambios incluidos en este proyecto de ley tienen que ver con la reducción del plazo para la emisión de la licencia de aprovechamiento del mes actual a quince día, entre otras simplificaciones que generarán un ahorro para los empresarios de unos 3 millones de euros.

Tras su aprobación hoy en el Consejo de Gobierno, el proyecto de ley será remitido a las Cortes de Castilla y León para su tramitación, donde en principio encontrará apoyo al menos en el Grupo Parlamentario de Ciudadanos, que ya ha pactado en otros acuerdos medidas relacionadas con la reducción de trámites para autónomos y emprendedores.

Fuente: La Vanguardia